Reacciones al incendio

ABR, 20, 2019 | 00:10 - Por CARLOS FREILE

Carlos Freile

El incendio de la catedral de Nuestra Señora de París ha causado conmoción en todo el mundo; sin embargo, la tónica de las reacciones no es unívoca ni unánime: la gran mayoría de personas de renombre mundial han expresado su dolor por el daño sufrido por un ícono de la cultura mundial, muchas de ellas también se han mostrado solidarias con los católicos, pues se trata de una iglesia de su religión.

Llama la atención la habilidad mostrada por varios medios para dedicar largos minutos a la catástrofe sin mencionar ni una sola vez aspectos constitutivos del edificio quemado, por ejemplo, como dice la periodista Catherine Utley: “Fue toda una proeza para la BBC 1 News, a las diez de la noche de ayer, el producir todo un programa sin una sola mención a alguna de estas palabras: cristiano, cristianismo, católico, rendir culto, adoradores, sagrado, Misa, Semana Santa”. 

Pero se dieron opiniones grotescas, por decir lo menos, cuya definición escapa del dominio mental de la gente común; muestra delirante de ello es la repetición del lema de los rojos durante la Guerra Civil Española: “La única iglesia que ilumina es la iglesia que arde”. Pero hubo más, una feminista radical aplaudía el incendio por tratarse de un símbolo del heteropatriarcado; grupos extremistas islámicos gritaban de júbilo dentro y fuera de Francia y clamaban para que se siguiera por ese camino (en general los medios de comunicación trataron de que esta noticia no trascendiera).

Poquísimas personas han señalado que antes del incendio de la catedral de París, durante el último mes había habido por lo menos veinte atentados contra iglesias católicas en toda Francia, entre ellas el incendio de San Sulpicio, en París, conocida por aparecer en una exitosa pésima novela. Es más, los datos fríos señalan que en dos años han sido atacados más de tres mil templos católicos en Francia, ante la mirada indiferente de las autoridades, preocupadas sobre todo de los lugares visitados por turistas.

De la abundancia del corazón habla la boca: las reacciones definen con precisión a sus autores.


[email protected]


 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS