Secciones   /   Policial

Un teléfono celular los llevó hasta el sospechoso

AGO, 16, 2019 |

Investigación. Augusto Semanate, fiscal provincial de Cotopaxi.

La Fiscalía y agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) iniciaron con las investigaciones en el caso de Jenny Tiglla, quien fue hallada sin vida y con signos de violación el 25 de junio en Patután. En los primeros resultados de las pesquisas detectaron que el teléfono celular de la víctima fue activado en Latacunga el 2 de julio, lo que permitió hacer un seguimiento y establecer el poder en el que se encontraba el celular que fue sustraído el día de la muerte.

Augusto Semanate, fiscal provincial de Cotopaxi, explicó que después de obtener la orden de detención con fines investigativos de la persona que tenía en su poder el celular, el ciudadano abordado habría dado la información que permitió la detención de otra persona que le habría vendido el teléfono. Al tener la Dinased y Fiscalía varios elementos de convicción  donde establecería cierta participación en el cometimiento del ilícito lo detuvieron.

El miércoles realizaron la audiencia de cargos donde lograron que se dé inicio a la etapa de instrucción fiscal y prisión preventiva por 90 días como presunto autor de delito de violación con muerte.

El artículo 171 del COIP establece que este delito tiene una pena privativa de libertad de 22 a 26 años. La investigación por este delito lo realizará la unidad de género de la Fiscalía Provincial, al existir un delito sexual.

Indicios

El capitán Oscar Puebla, agente de la Dinased de Quito, explicó que existe una situación de conducta del presunto victimario ya que no es un problema del crimen organizado sino que es un problema social lo que le llevó a actuar como tal, pues el ciudadano no presenta detenciones anteriores.

Actualmente los agentes trabajan en corroborar la información para conocer si el ciudadano detenido habitaba en el sector, ya que conocía el lugar para poder causar el hecho violento.

Los hechos

El 24 de junio se registró la desaparición de Jenny Tiglla, de 19 años, hechos suscitado en horas de la mañana, de inmediato activaron los protocolos de desaparecidos con la Dinased y la Fiscalía para localizar a la ciudadana, sin embargo, los moradores de Patután realizaron una búsqueda de Jenny en el lugar y  la madruga del 25 de junio fue encontrada sin vida y con signos de haber sido violada.

Realizaron las diligencias correspondientes por lo que el cadáver fue trasladado hasta el Centro Forense en Ambato donde realizaron la necropsia de ley, aquí verificaron que la fémina fue violada y determinaron que la causa de muerte obedece a una fractura de cráneo con un objeto contundente que pudo ser una piedra. (MT)