Cleptocracia

AGO, 22, 2019 | 00:10 - Por Rodrigo Contero Peñafiel

Rodrigo Contero Peñafiel

Todo sistema de gobierno que en lugar de buscar el bien común enriquece a sus partidarios y dirigentes políticos con los recursos del Estado, institucionalizando la corrupción, está destinado al fracaso y a despertar la furia popular, que luego hará justicia con sus propias manos si el sistema judicial corrompido esconde las fechorías del clientelismo político, amigos, familiares y expertos atracadores que al hacer un “trabajo” reciben algo a cambio.

Cuando personas sin ningún tipo de preparación llegan a un cargo público, conciben el “poder” como algo personal que les da estatus y privilegios; pierden la dimensión del tiempo y del espacio. Su escasa capacidad intelectual hace que actúen por instinto, no entienden ni asumen sus fracasos. En el Ecuador los candidatos a elecciones populares o cargos públicos se apoyan en el clientelismo político para conseguir votos, en base al engaño y la mentira. 

Los casos de corrupción denunciados evidencian que, en la administración pública, la Asamblea Nacional, los GADs y más instituciones del Estado para entregar un contrato o puesto de trabajo hay que cobrar primero la “coima o el pontazgo”; y, si para eso hay que utilizar a padres, esposos, hermanos o hijos, nada importa.

La impunidad con la que están cobijados se romperá un día y el cerco de la corrupción tendido ante la justicia será derrotado para poner a los culpables tras las rejas y recuperar el dinero sustraído de las arcas del Estado. Las famosas comisiones y negociados realizados saldrán a la luz, entonces el pueblo podrá elegir un poder ejecutivo, legislativo y judicial que con honor y dignidad recuperen la patria de las garras de la cleptocracia implantada por el sistema socialista del siglo XXI.

La psicología y las leyes hacen referencia a los testaferros como aquellos que prestan nombres y firmas para negocios fraudulentos a cambio de beneficios que luego no recuerdan. Lo ocurrido en Arroz Verde, Odebrecht, Hidroeléctrica Manduriacu, Toachi-Pilatón, Refinería del Pacífico, IESS, etc. son ejemplos de corrupción. Un sistema putrefacto en marcha causa graves daños a la economía, aumenta el desempleo y la pobreza en el país.


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

¿Quiénes son las víctimas y quienes los agresores?

| Los casos que se describen a continuación se conocieron de forma simultánea hace algunos años.

Gestión de Riesgos

| La semana anterior se desarrolló un simulacro por posible erupción del volcán Cotopaxi, con resultados preocupantes.

Objeciones que se revelan decisivas

00:15 | | Hay algo de indudable interés cívico: la discusión de las doctrinas y creencias más sólidamente establecidas.

La egolatría

00:10 | | Cuando los individuos se ubican primero, antes que la sociedad, cualquier regla o práctica social que limite la libertad de las personas puede ser cuestionada.

Refugiados climáticos

00:05 | | A despecho de los incrédulos o de aquellos que niegan la evidencia del Cambio Climático, que ha sido confirmado por los científicos más importantes del mundo.