Indígenas hacen pedidos al Gobierno

ABR, 07, 2020 |

ORGANIZACIÓN. En las comunidades indígenas los ingresos son controlados de forma permanente.

Frente a la emergencia sanitaria que vive el país por el coronavirus, que en Cotopaxi afecta a 23 personas, una de ellas fallecida, el presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), Leonidas Iza, dio a conocer las resoluciones adoptadas para garantizar la seguridad y que el virus no ingrese a las comunidades.

Destacó que efectivamente se mantienen cerradas las vías secundarias y de ingreso a las comunidades rurales, como una forma de prevención ante el contagio masivo del Covid-19, pero aclaró que no es un bloqueo total, porque las personas que transportan alimentos, productos sanitarios y las emergencias pueden pasar sin inconvenientes.

Los indígenas mantienen el control en sus comunidades todo el tiempo, abren las vías en horas determinadas.Ante la posibilidad de cerrar la vía Latacunga-La Maná, en el sector de Zumbahaua, Iza, dijo que efectivamente hay preocupación por los habitantes de estas zonas debido a la afluencia de carros que circulan a diario por esta carretera, cuando se supone que la movilidad es restringida. Sin embargo, aseguró que  no hay disposición alguna para cerrar o tomarse las vías estatales, lo que sí ejercen control es en las vías secundarias, pero por cuestiones de seguridad sanitaria.

Añadió que piden al Gobierno Nacional políticas claras y determinantes en cuanto a una suspensión temporal del pago de cuotas por créditos, mientras dure la emergencia, porque solo así se podrá garantizar la permanencia de la gente en sus comunidades. Además, que se garantice la alimentación y la dotación de medicinas para que las personas no salgan.

Comercialización y donación de productos

Se conoció que en esta semana se enviará un camión con productos para la comercialización en Guayaquil y también para la donación, porque es la ciudad con mayores problemas en cuanto a contagiados.

Fue enfático en pedir al Gobierno que se establezcan los canales de comercialización y distribución de los productos de manera directa desde las comunidades, porque el sector campesino ha reducido los precios de los productos en un 25%, pero son los intermediarios quienes se aprovechan y eso no puede suceder, porque en estos momentos no se puede perjudicar a la población. (VHG)