Solución a nuestros males

JUL, 21, 2018 | 00:05 - Por MANUEL GARCA VERDECIA

Manuel García Verdecia

Holguín, Cuba.- En 1923 el antropólogo Fernando Ortiz publicó el artículo ‘Seamos hoy como fueron ayer’, donde planteaba lo que consideraba como posible solución a los males de la sociedad cubana. 

Para él esto se resolvía: “Sencillamente, en reconstruir la antigua aristocracia intelectual cubana con las virtudes que tuvo en aquella época que pudo llamarse la edad de oro de la historia de la mentalidad de Cuba y difundir después desde lo alto hacia las capas populares de nuestra sociedad la irradiación fecundante de las mismas virtudes: fe viva en la cultura, energía incansable en la acción y disciplina cívica en la conducta.”

Nótese que aquí “aristocracia” no se refiere a una casta de poder alguno sino a una avanzada de personas virtuosas. Eran los grandes intelectuales cubanos de entonces Heredia, Luz y Caballero, Agramonte, Céspedes, Maceo, Martí… Siempre los individuos han necesitado de un referente de modelación y reto para su crecimiento humano. Cuando este les falta ¿qué les queda si no la confusión, la sobrevivencia, la caída? Esto sigue siendo para hoy una necesidad impostergable: conseguir una vanguardia virtuosa que pueda irradiar esa luz fecundante, como pedía quien no por gusto fue llamado nuestro ‘Tercer Descubridor’.

La tesis de Fernando Ortiz me parece vigente para hoy. Se hace imprescindible esa “aristocracia del espíritu”. No necesitamos personas instruidas y con facultades discursivas pero con el alma enajenada, bien por temor o por arribismo y/o servilismo. Todo lo contrario, hacen falta auténticos intelectuales, o sea, ciudadanos con cultura, perspicacia y ética, guiados por el fervor de lidiar constante y desinteresadamente por la ilustración y la dignidad de sus compatriotas. Solo la inteligencia con decoro salva.


[email protected]


 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Investigación agrícola

| El Ecuador necesita inversión en investigación agrícola para encontrar un desarrollo sostenible.

El 1,2% es esperanzador

00:15 | | Luego de las previsiones del FMI y del Banco Mundial sobre las perspectivas económicas y de especulaciones de todos los colores, era hora de que “alguien” con autoridad en el gobierno se pronunciara.

El Ejecutivo enloqueció

00:10 | | Sería el caso de decir “Tierra llamando a Marte”, para que nuestro Presidente y sus asesores vuelvan pronto a la realidad que vivimos los que trabajamos.

¿Otra consulta?

00:05 | | Si se piensa que el pueblo es el soberano, y que sobre él nada vale en cuanto a decisiones del Estado, su Constitución, estructura, derechos, normas, es lógico que se recurra a consultarle cuantas veces sea necesario.  

GALERIA DE VIDEOS