Periodismo en red

ABR, 26, 2019 | 00:10 - Por Diego Cazar Baquero

Diego Cazar Baquero

Los días 12 y 13 de abril, con el colectivo Periodistas sin fronteras, una veintena de reporteros de varias ciudades ecuatorianas nos reunimos en San Lorenzo, Esmeraldas, para evaluar la cobertura mediática en la zona limítrofe durante el último año. 

Luego de los incidentes que comenzaron el 27 de enero del 2018, con el estallido de un coche bomba en el destacamento policial de San Lorenzo, y que escalaron hasta el asesinato de 10 personas en manos de narcotraficantes, las poblaciones afectadas recobran tímidamente la calma. Mataje –el poblado donde secuestraron al equipo de El Comercio– recupera su ritmo de vida y reclama que el resto del país mire a su gente sin estigmas de crimen y violencia. 

Pero la cobertura periodística en frontera se enfrenta al menosprecio de parte de las autoridades y al temor que provoca el abandono, incluso el de los propios colegas del oficio. El encuentro reveló que los periodistas locales no reciben la misma atención por parte de sus fuentes que la que reciben reporteros de medios de alcance nacional, quienes visitan ocasionalmente el territorio, a veces, en busca de ‘heroicas’ primicias.

El general Juan Jaramillo, jefe policial de la franja fronteriza, reconoce que la provincia amazónica de Sucumbíos registra hoy nuevos corredores de tráfico de droga, pues las redes criminales rediseñaron sus estrategias. ¿En qué condiciones trabajan los periodistas del resto de territorios limítrofes?

La certeza de que Ecuador es y ha sido durante años parte de la red global del narcotráfico deja una lección urgente para el gremio: solos no lograremos cubrir las necesidades informativas de las poblaciones de frontera. 

Aislar a la prensa es una forma del silenciamiento. ¡Aislarnos entre nosotros es suicida! La única estrategia sensata es conformar redes de medios distintos y diversos, redes que rescaten los conocimientos y las destrezas de los colegas locales y los protejan, redes que renuncien a los vicios de la exclusividad, la primicia y la vanidad del ‘héroe’ que busca medallas en lugar de hacer periodismo.


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Que los juzguen

| Julio César Trujillo ya no está físicamente con nosotros, ahora habitará eternamente en el olimpo destinado a los héroes, para contrariedad de sus infames detractores...

Un gran reto por cumplir

| Roberta y Lucía, dos mujeres en pos un gran reto por cumplir por y para Esmeraldas.

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS