Quito SOS, territorio y empleo

JUL, 21, 2019 | 00:04 - Por SARA SERRANO ALBUJA

Sara Serrano Albuja

“La ciudad dejó el punto de partida de la Plaza Grande; se salió de madre y se ha ido,” dice así el poema Ciudad en vilo de Filoteo Samaniego. Quito vive un SOS en su economía y territorio. Nunca Quito ha estado tan herida. Las cifras del  desempleo y subempleo más altas del país están en Quito, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. 

¿Le importan al Gobierno local las familias quiteñas sin empleo o los impuestos que no se quedan ni se redistribuyen en Quito? ¿Deberemos volver los quiteños a una nueva Rebelión de las Alcabalas y la revolución de los barrios para que las cosas cambien? Las nefastas decisiones urbanas de estos años y las políticas de los gobiernos de esta década dejaron a Quito en un escenario indignante. Quito tiene presiones internas y foráneas y conflictos territoriales que están reventando en todos los frentes. 

Quito está quebrando y no se transparentan las cifras de los manejos millonarios como el del Metro, tal cual lo han venido pidiendo públicamente César Montúfar y colectivos ciudadanos como Kitu Milenario que mostraron a la Comisión de Participación Ciudadana y Gobierno Abierto, presidida por el concejal Fernando Morales, las afectaciones contra el patrimonio cultural de Quito por esa megaobra. 

El Carmen Bajo sufrió serias afectaciones por el paso del Metro, según las denuncias de su congregación y, paradójicamente, se le exige el pago predial de 22.881, 43 dólares. La casa de García Moreno y cientos de casas patrimoniales del Centro Histórico, joya de Quito y de la Humanidad, fueron tomadas por la delincuencia propia y foránea o están en  ruinas.  Se presiona a la gentrificación y se expulsa a los quiteños que son sus verdaderos dueños y guardianes. 

Sisapungo y el Ilaló resisten. Sus vecinos fueron recibidos por la Comisión de Ambiente presidida por Juan Manuel Carrión;  exigen una ordenanza que frene la expansión urbana agresiva, que se valore al Ilaló como patrimonio natural cultural e histórico. Los concejales pueden ser un apoyo para una ciudadanía quiteña indignada, propositiva y deliberante.

 [email protected]
 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Irreparable

| Fussarium 4 o Fussarium 35? Ubiquémonos, el Ecuador está más cerca de Panamá que la Guajira colombiana, limítrofe con Venezuela.

Violación-aborto: ¿va legal?

| En nuestro país la Asamblea está tratando de modificar el Código Orgánico de Salud en su parte relacionada al aborto.

A reconstruir el Banco Central

00:15 | | Nadie cuestiona los pasos que se dan para que el Banco Central del Ecuador vuelva a depender del poder Ejecutivo. Menos aún de la voluntad omnímoda de quien, a un tiempo, encabece el gobierno y pretenda establecer un sistema político de un partido único.

Volvió la buena Alcaldía a la capital

00:10 | | El trabajo de bajo perfil, pero contundente, que está haciendo el Alcalde de Quito, es muy loable. A los pocos meses de haber asumido la Alcaldía ha empezado a trabajar con humildad pero, sobre todo.

La cultura

00:05 | | Hace 75 años, el maestro Benjamín Carrión, en su inmenso quehacer cultural, obtuvo de Velasco Ibarra el decreto que creó la Casa de la Cultura Ecuatoriana porque sabía.