Secciones   /   Policial

Por segunda vez entierran cadáver en San Lorenzo

AGO, 18, 2019 |

ENTIERRO. Una vez más el carro de la funeraria ingresó al cementerio general de San Lorenzo para dejar el cuerpo de Segundo Bolívar Corozo Barahona, quien fue asesinado el domingo anterior.

Más de dos horas de viaje debieron atravesar los familiares de Segundo Bolívar Corozo Barahona, de 35 años, para retirar su cadáver desde el Centro Forense de la ciudad de Esmeraldas, quien fuera asesinado el domingo 11 de agosto en el cantón San Lorenzo y profanado un día después su tumba, en donde también volvieron a dispararle y prenderle fuego.

Pedro Corozo Barahona, hermano del occiso, residió desde las 8:30 en los exteriores del centro forense, explicando a medios, cómo el caso ya denunciado en la Fiscalía de San Lorenzo estaría quedando en la impunidad.

Explica, que hasta la fecha no se ha dado ningún arresto o allanamiento de moradas, aun teniendo los nombres de los posibles culpables del hecho. Aquí estarían involucrados un agente en servicio activo de la Dinased, a quien apodan ‘La Porra’, y otro ciudadano alias ‘Yogurt’, quienes mantienen según los familiares del ajusticiado, en zozobra a San Lorenzo.

Constantes amenazas

Además, estarían recibiendo amenazas y persecuciones para callar y que el hecho no se conozca. “Dejaron pasar las 24 horas de flagrancia cuando mi hermano fue asesinado, aun habiendo testigos quienes reconocen a los implicados”, lamenta Pedro Corozo, quien tampoco ha sido integrado al Sistema Nacional de Protección y Asistencia a Víctimas, Testigos y Otros.

Aquello ya fue solicitado, pero recién la siguiente semana recibirán la visita de uno de los funcionarios para evaluar la situación, señaló enojado otro hermano de la víctima. Su esposa, no entiende por qué la Policía no hace justicia todavía, teme por su vida y la de sus hijas.

Ayer una vez retirado el cuerpo de Segundo Bolívar, este fue trasladado hasta el cementerio general de San Lorenzo, donde sería sepultado por segunda ocasión, esta vez en una bóveda diferente, para que los asesinos no vuelvan a profanar la tumba.

Según citó al fiscal el denunciante, el occiso, Segundo Bolívar Corozo Barahona, fue asesinado con dos tiros, por represalias al no querer participar en negocios ilícitos de contrabando, tráfico de armas y drogas, acontecido en el año 2013.