Pacientes con cáncer necesitan el carnet de discapacidad para poder pagar 12 centavos en el bus

JUL, 03, 2020 | 11:36

ituación. Ana no puede usar su brazo tras la amputación de su seno izquierdo. Le negaron el carnet alegando que tiene completas sus extremidades.

Han tenido que pasar por largos trámites. Les niegan este documento alegando que están en ‘buenas condiciones físicas’.  

Ana Cobo tiene cáncer de mama desde 2014. Luego de que le amputaran el seno izquierdo tuvo dificultades para utilizar su brazo. 

En 2016, Cobo realizó el trámite para obtener el carnet de discapacidad y así poder pagar medio pasaje en el bus (12 centavos) que la lleva a sus tratamientos. Sin embargo, luego de meses de pasar por distintas consultas en centros del Ministerio de Salud; el médico le negó el pedido. 

“Me dijo que no me puede dar el carnet de discapacidad porque tengo mis extremidades y tengo mis ojos”, dice Cobo, quien además tiene osteopenia y a quién la quimioterapia le ha deteriorado la visión. 

Gustavo Dávila, presidente de la Fundación Jóvenes Contra el Cáncer, señala que hace nueve años lograron que el Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis) entregue el carnet de discapacidad a personas con cáncer grado 3.  

“Luego vino los cambios del Ministerio de Salud y fue un problema grave”, señala Dávila, ya que  desde entonces el acceso a este documento presenta más trabas y quienes lo tenían no han podido renovarlo.

Muchos pacientes con enfermedades catastróficas y amputaciones pasan meses entregando documentos, trasladándose de un centro a otro para que muchas veces les indiquen que los papeles perdieron vigencia, que vuelva a hacer el trámite desde el inicio, que se les negó el carnet, que su ‘discapacidad’ no se ve. 

“Los pacientes necesitan un carnet de discapacidad para ahorrarse 12 centavos, repito, 12 centavos en un bus público. Mientras otros lo usan para comprar autos de lujo”, manifestó con indignación Dávila, quien junto a representantes de asociaciones a fines, hicieron un llamado al Gobierno para que revise estos casos y se les otorgue los beneficios de ley. 

También pidieron que se destituya a todos quienes se hayan valido de este documento para lucrar. Dávila reiteró que aunque fuese el caso, un Asambleísta no debería tener carnet de discapacidad pues sus ingresos les permiten pagar los costos que implica una discapacidad. “El carnet nació para las personas que lo necesitan. Gente de escasos recursos económicos que no tienen ni una casa”, agregó (AVV)

No queremos para importar carros (carnet de discapacidad). Los políticos tienen este documento y nosotros no tenemos ni dónde vivir”, Gladys Vélez, paciente con cáncer.
 

No queremos para comprar autos de lujos (…) queremos para acceder a un trabajo, para ahorrar en el bus, en el trole”, Ana Cobo, tiene cáncer de mama.