En Pimampiro, habitantes de El Cebadal se unen para habilitar la vía a Sigsipamba

ENE, 24, 2018 |

Trabajos. Los comuneros contrataron una maquina y con varias herramientas iniciaron la limpieza de la vía.

 

Pimampiro.

Alrededor de 80 personas, pertenecientes a la comunidad El Cebadal decidieron empuñar sus herramientas y enfrentar al derrumbe que desde hace aproximadamente un año les impide circular con normalidad por la única vía que dispone esta localidad como conexión con la cabecera cantonal.
 

Miguel Telpes, morador de esta localidad indicó que en  una asamblea comunal, realizada la semana pasada, se resolvió organizar  una minga para intervenir en la vía en el sector La Mesa; donde un deslizamiento les cerró el paso a 18 comunidades rurales, en abril del año pasado. Según manifestaron los comuneros, las autoridades provinciales no pudieron resolver el problema pese a declararse una emergencia vial. “Hemos decidido toda la comunidad en asamblea venir a hacer una limpieza para pasar por aquí porque nos queda más cerca, en vista de que las autoridades no nos han hecho caso”, puntualizó.

 

Comuneros

Miguel Anrango, presidente del cabildo, coincidió en que ante el abandono de las autoridades competentes y al enfrentar un aislamiento que causa un gran perjuicio económico a su comunidad, se han visto en la necesidad de tomar la iniciativa y habilitar el paso. Con el aporte voluntario de los habitantes se contrató el servicio de una retroexcavadora para el desalojo del material pétreo desde un frente, mientras que varios hombres lo hacen con picos y palas desde el lateral opuesto. Las tareas de limpieza se han programado para tres días.

 

Afectación

El Cebadal es una comunidad rural perteneciente a la parroquia urbana Pimampiro; misma que se encuentra afectada en su movilidad desde el cierre de la carretera principal ya que sus moradores tienen que duplicar el recorrido habitual para tomar la vía alterna. Esta zona se caracteriza por su alta productividad agrícola; misma que se ha visto afectada al no poder transportar adecuadamente el fruto de sus cosechas.  El costo de pasajes y fletes ha incrementado y consideran que la única solución es habilitar la carretera por su cuenta.
 

Por su parte, el prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, envió una comunicación a la Secretaría de Gestión de Riesgos, SGR, informando sobre el peligro que significa realizar trabajos de limpieza de derrumbes en la vía Pimampiro – Sigsipamba, sector La Mesa.
 

 La reacción de la autoridad se dio tras conocerse la decisión de los pobladores de la comunidad El Cebadal de proceder al desalojo de materiales en esta carretera que, en abril del año pasado, fue cerrada como consecuencia de un deslizamiento de tierra de grandes proporciones.

 

El comunicado advierte de los peligros que ello significa, debido a que en la zona en donde se produjo este evento geológico, de acuerdo al diagnóstico técnico realizado por especialistas en esta materia, se presentan tres deslizamientos activos, lo cual hace que su estabilización definitiva sea muy difícil.

(Redacción Imbabura)

 

TOME NOTA

El domingo dos de abril un derrumbe de grandes proporciones bloqueó la vía en el sector La Mesa en el cantón Pimampiro.

 

Más Noticias De Noticias Imbabura

‘Inocentes’ bailan en Caranqui hace 47 años

| Por al menos 47 años se viene realizando esta tradición en el populoso sector de la ‘Ciudad Blanca’.

432 quintales de trigo y 11 de quinua se entregaron en Imbabura

| Además los campesinos suscribieron un convenio con empresas que comprarán el total de la producción.

Comuneros de Íntag mantienen su postura en contra de la minería

| Representantes de varios sectores de la zona de Íntag dieron a conocer su posición respecto a la minería.

Desde hoy rinden el examen Ser Bachiller

| Un total de 284.239 jóvenes rendirán el examen Ser Bachiller del 17 al 21 de enero de 2019.

Talentos musicales serán seleccionados en concurso ‘Runa Taki’

| Ayer, en rueda de prensa, se realizó la presentación oficial del concurso busca talentos “Runa Taki, una serenata a la Pachamama” en su segunda edición.