‘Femicidio es una muerte anunciada’

SEP, 14, 2018 |

AUTORIDAD. La flamante Fiscal Provincial, Silvia Juma, anunció que el equipo de trabajo de esta institución tendrá que prepararse para aplicar las leyes.

IBARRA

Silvia Juma, oriunda del barrio Yahuarcocha del cantón Ibarra, fue nombrada por el Consejo de la Judicatura como Fiscal Provincial de Imbabura, en reemplazo de Gen Rhea quien estuvo prorrogado en sus funciones desde mayo, en este tiempo de transición de la institucionalidad del Estado ecuatoriano.

Capacitar y reubicar a los fiscales según su especialización para que cumplan su trabajo con mayor eficacia y eficiencia en la lucha contra la impunidad, es una de las primeras tareas que llevará a cabo durante sus funciones.
 

Su vida

“Mis papacitos están muy mayorcitos y aún viven en este tradicional barrio de Ibarra, cerca de la laguna de Yahuarcocha, donde yo crecí”, comenta la flamante Fiscal provincial. Como todo provinciano, luego de terminar los estudios primarios en la escuela Angélica Hidrovo, la secundaria en el Colegio Ibarra, se trasladó a Quito donde estudió derecho en la Universidad Central, recuerda con denotada alegría.

Desde tercer año de la universidad se dedicó a ejercer su profesión en el Centro Ecuatoriano de Promisión de las Mujeres (Cepam). “Conozco y tengo experiencia para defender los derechos de las mujeres, así como la violencia de género. Fui coordinadora de la descentralización de la administración de justicia en Quito, Comisaria de la Mujer y 14 años como fiscal de carrera”.

Además, cumplió como Fiscal de Violencia de Género en Quito; prestó su aporte seis años como fiscal adjunta de la Fiscalía de Pichincha; ha pasado todas las evaluaciones; y, en la recategorización alcanzó la categoría tres, una de las mejores. Con ésta hoja de vida, el Consejo de la Judicatura consideró el encargo como Fiscal Provincial, pero nadie sabe por cuánto tiempo.

Femicidio

En estas dos semanas de trabajo la nueva funcionaria ha revisado algunos aspectos administrativos y judiciales de las fiscalías y, en su primera evaluación, tomó en cuenta que sí se requiere fortalecer el tema de la violencia de género, en derechos humanos y convertirse en un fuerte sostenimiento sobre los delitos mineros.

“Me he caracterizado por ser una fiscal con ética y transparencia. Hasta el momento nadie puede decirme lo contrario”, sostuvo. Se encuentra en el análisis correspondiente para conocer con estadísticas cuantos femicidios se han producido en Imbabura y de estos cuántos han sido sancionados por la justicia.

“Durante los primeros días he realizado un inspección personal, he dialogado con varios de los funcionarios y he encontrado buena disposición del equipo de trabajo. En pocos días más tendrá una primera apreciación de sus potencialidades y falencias”, dijo.
 

Femicidio, muerte anunciada

Con la experiencia en los temas “tengo muy claro cómo se debe abordar la investigación sobre femicidio, un crimen muy diferente a homicidio o un asesinato. Al ser una muerte anunciada, el femicidio, responde a un esquema estructural androcéntrica patriarcal.

“Soy feminista”, definición entendida como una persona que lucha por combatir y erradicar los mecanismos de opresión hacia las mujeres o hacia otro grupo que no es idéntico que en esta particularidad es el hombre.

El femicidio siempre hubo. Antes era conocido como el denominado crimen pasional que creaba en las mentes de las personas otra connotación. Muchos decía: “Con seguridad la tal o cual estuvo con otra persona, cómo le sorprendería el marido, en que estaría (…) todo esto, de alguna manera justificaría que el esposo o pareja debía haberla matado”.

“La sociedad machista se encargaba de calificar las circunstancias, sin acertar las verdaderas causas. Todo se minimizaba y luego se hablaba de homicidio o cualquier otro delito. Uno debe tener la visión de qué es lo que le subordina, qué mecanismos hacen que la víctima sea inferior. Si tenemos claras estas definiciones, mas otros elementos probatorios podemos descubrir el por qué una persona resulta muerta en su domicilio”, dijo la autoridad.

Resaltó que el equipo debe investigar de la A hasta la Z, entonces se debe conocer cuántas denuncias previas tiene presentadas ante los operadores de justicia, alrededor de la muerte de la persona. ¿Qué hizo la fiscalía antes de la muerte en el caso de existir denuncias? ¿Hubo una respuesta del Estado a la víctima?

“Soy de la idea de que toda muerte de una mujer sea considerada como femicidio y así se proceda a las investigaciones minuciosas para al final concluir si fue femicidio, homicidio o asesinato”.

Es importante comprender que este tipo de criminalidad debe ser investigado desde abajo hacia arriba y no desde arriba hacia abajo, porque es más difícil. No se debe quedar en las conclusiones de la causa de la muerte, con qué arma la mató, sino cual fue el ambiente de violencia que la víctima soportó durante meses y años.

Violencia de género

Para abordar, investigar y sancionar este tipo de delitos se debe estudiar lo que entendemos por violencia de género, violencia intrafamiliar como una manifestación de la violencia de género, el ciclo de violencia, la victimización primaria, la victimización secundaria, la no victimización la revictimización. “Por eso es urgente la capacitación del personal para que dominen el tema y puedan aplicar de forma adecuada en los procesos judiciales”.

En el pénsum de las universidades no está la materia de derechos humanos y los profesionales interesados lo adquieren en posgrados, seminarios o cursos, por esa razón hay autoridades que lo toman por el lado del legalismo.

Según la doctora Juma, los fiscales tienen que capacitarse y conocer el trabajo que se lo hará con base a protocolos, entrevistas únicas, anticipos provisionales de prueba, en qué momento se deben realizar los testimonios anticipados. Anunció que se trabajará de la mano con el programa de protección a víctimas y testigos.

La víctima no quiere únicamente que lo sancionen por la agresión física de un delito sexual. Este delito tiene secuelas sociales y psicológicas personales y de su entorno familiar. La Ley solo sanciona lo físico, pero la ley faculta indagar cómo es el daño psicológico y, en ese sentido, trabajar para que haya una reparación.  (CHRW)

TOME NOTA

 El femicidio es diferente a lo que es un homicidio y un asesinato. Un fiscal debe prepararse para investigar y sancionar este crimen.

DATO

Silvia Juma asumió el cargo como Fiscal Provincial de Imbabura, en reemplazo de Gen Rhea.

Más Noticias De Noticias Imbabura

Cerca de 10 horas duró el paro en Imbabura

| No llegaron las autoridades nacionales. Únicamente se firmó un acta de compromiso para una reunión la próxima semana.

Suspensión de clases a última hora molestó a la población

| Paro de transportistas afectó a estudiantes de cantones lejanos, quienes madrugaron para acudir a clases.

Retraso en intervención para resolver problema de perros callejeros en Ibarra

| Se han registrado unos 2.800 perros en Angochagua, que han atacado a otros animales. En Ibarra hay más de 62.200, entre caninos y felinos.

En Cotacachi se promueve el cuidado del ambiente en instituciones educativas

| La Dirección de Gestión Ambiental del Municipio de Cotacachi inició talleres de educación ambiental dirigido a 300 estudiantes de las Unidades Educativas Luis Plutarco Cevallos, Luis Ulpiano de la Torre y Las Lomas.

Alianzas, selección de candidaturas e inscripciones a las puertas

| El cronograma regresivo electoral para las elecciones de 2019 se cumple sin contratiempos. Los partidos y movimientos se encuentran en la fase de selección de sus mejores cuadros y en conversaciones para las alianzas.

Transportistas de Imbabura y autoridades no consiguen acuerdos

Martes, 13 de noviembre de 2018 | | Una convocatoria del gremio fue ayer para abordar la problemática que los atañe, al igual que tratar sobre las reformas a la ley propuesta por el Gobierno.

GALERIA DE VIDEOS