Familias kichwas impulsan emprendimientos con materia prima local, en Otavalo

MAR, 24, 2019 |

Emprendimiento. El maíz, maní y las habas listas para pasar al siguiente proceso.

Se utilizan productos de la zona para elaborar confitados sanos y nutritivos.

Interculturalidad - Otavalo.

Jóvenes kichwas de una misma familia de la comunidad La Bolsa, en Otavalo, se dedican, desde hace tres años, a la elaboración de una variedad de productos, como habas y tostado de sal y dulce, maní confitado, canguil de dulce, entre otros que se han ido innovando.

El producto tiene su marca y registro sanitario. Se lo conoce como “Tos Tha Chul” y se lo puede conseguir en cualquier tienda del barrio a un precio al alcance de todo bolsillo.

Eliza Ramos, quien se encarga de la distribución en el mercado de este producto, cuenta que esta iniciativa nació de la familia con la visión de iniciar nuevos emprendimientos, utilizando la materia prima que se consigue en esta zona.

Nosotros fuimos migrantes que retornamos de otro país con la idea de invertir en algún proyecto donde podamos salir adelante y crear fuentes de trabajo para otras personas”, dice Ramos.

La emprendedora menciona que para iniciar con este trabajo tuvieron que aprender y capacitarse, con el fin de producir en grandes cantidades. “En la actualidad hemos aumentado la cantidad. Estamos produciendo de dos a tres quintales diarios, lo cual se ha venido dando a través de un proceso. Igualmente tuvimos la ayuda del Mipro que nos capacitó técnicamente, para organizarnos de la mejor manera”.

Innovaciones

Por su parte, Robinson Ramos, encargado de la planta de producción de este emprendimiento, señala que aparte de los productos mencionados también se ha incluido otro llamado ‘nutrimix’, el mismo que contiene maní de sal, ciruelas pasas, mango deshidratado y almendras.

Hemos lanzado hace pocos días este producto y ha tenido una buena acogida en el mercado. Lo que pretendemos es seguir innovando con productos sanos, naturales y nutritivos, los mismos que se pueda entregar a instituciones educativas”, explica.      

En este caso, la materia prima, como es el maíz y las habas, se abastecen de las comunidades del sector, en donde mantienen charlas para mejorar el producto.

Para esto se ha planteado el compromiso de llevar ayuda técnica y nuevas semillas a los agricultores, con la finalidad de obtener una buena materia prima, que garantice la calidad del producto y se pueda ofertar en mercados a nivel nacional y también exportar a otros países. (PMHR)

Proceso para habas confitadas

Este es el proceso de elaboración más largo de todos los productos. Se pone primero a remojo por un día entero, para después pasar el haba por una máquina peladora.

Seguidamente se les lava y se le pone a la fritura para ‘caramelearla’ y finalmente proceder a empaquetar y etiquetar con la marca del producto, que está listo para la comercialización.  

DATO

El producto se comercializa en funditas que van desde los 0,25 centavos hasta los 2 dólares, dependiendo de la cantidad del mismo.      

   

TOME NOTA

Esta es una microempresa otavaleña que se especializa en el procesamiento de maíz, habas, chulpi - tostado, entre otros.

Venta. Los emprendedores kichwas crearon “Tos Tha Chul”, una interesante propuesta con productos nutritivos.

Más Noticias De Noticias Imbabura

La toma de la plaza marca el inicio de la ‘fiesta mayor’ en Cotacachi

| El Inti Raymi reunió a familias enteras, que zapatearon, silbaron y bailaron con alegría milenaria.

Las zapateadas se tomaron las calles de Ibarra

| Más de 3.000 personas fueron parte de esta fiesta andina, en sitios como la av. Atahualpa, Bolívar, Teodoro Gómez…

Imbabureño prepara 70 obras de pintura para exhibir en Valencia

| Luego de 20 años retornó a su tierra natal, para visitar a su familia y entregar una pintura en honor al can ‘Dayco’. España será el lugar donde haga su primera exposición.

Se alista el campamento vacacional ‘Cavasoj 2019’

| La Cruz Roja Junta Provincial de Imbabura inició con las inscripciones para el curso vacacional denominado Cavasoj (campamento vacacional de socorros y juventud).

Un puente de 50.000 dólares une a comunidades de San Roque

| La vida cambia en la comunidad La Esperanza, de la parroquia San Roque. Haciendo honor al nombre del sitio, los pobladores iniciaron hace dos años la gestión para conseguir un objetivo: mejorar la vialidad.