Día de soledad

ABR, 20, 2019 | - Por Luis Fernando Revelo

POR: Luis Fernando Revelo

Se cuenta que una madre no tenía más que un hijo, el heredero de la corona y la única esperanza de un pueblo. A los nueve años es víctima de una mortal enfermedad y el niño empieza a languidecer. En todas las iglesias gemía el órgano modulando salmos de misericordia. Era la fiesta de Corpus y la procesión debía pasar delante de la verja de la regia morada. La madre viendo desvanecerse toda esperanza humana, hizo acostar al niño en un cochecito y le condujo hasta a la verja. Apareció el sagrado cortejo. De rodillas oraba la reina y el niño juntó sus manecitas. Una imponente cruz rodeada por los niños del coro, revestidos de roja sotana y blanca sobrepelliz, avanzaba en medio del sonido de campanillas y nubes de incienso. Del palio de franjas de oro salió el presbítero, levantó la Custodia dándoles la bendición. Entonces se desbordó el corazón de la madre y cogiendo con las dos manos a su hijo, lo levantó bien alto, ante Jesús-Eucaristía clamándole sanación. Ya en su soledad la madre se dio cuenta que a su principito Dios reservaba mejores destinos que las fragilidades y tristezas de un trono terreno. No hay palabras que puedan describir el atribulado corazón de una madre que ve a su hijo morir.

María, la madre de Jesús, también contempla a su Hijo en medio de inconcebibles dolores y agonía de muerte. Sábado Santo, día de oración y de soledad, ¿dónde están los discípulos?, ¿dónde están aquellos que fueron sanados milagrosamente?

De la Madre Dolorosa han aprendido los apóstoles, los mártires y los cristianos de todos los tiempos. En la escuela severa de la Cruz hay que cursar con María para imitarle en su heroica obediencia, en el recio y acerado temple de su paciencia y cuando nos invada el soplo helado de la muerte, invoquemos a la Madre inmolada a los pies de la Cruz.

COMENTA CON EL AUTOR

DIARIO LA HORA

Más Noticias De Opinión

La beligerancia de Moreno

| Para el sector de la sociedad probablemente la más pudiente, el discurso Presidencial resulte alentador; en tanto, para los supuestos opositores y cirqueros correistas...

CRÍTICAS Y JUICIOS

| Las críticas a la labor periodística, a los periodistas y a los medios de comunicación provienen de dos fuentes...

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS