Resurrección

ABR, 21, 2019 | - Por Víctor Hugo Portocarrero

POR: Víctor Hugo Portocarrero

A fojas cero, la humanidad reinicia el camino, esta vez con el mapa que señala la ruta segura. Tiene consigo el GPS; sabe sin duda que el amor es el timonel en función del cual podrá guiar la nave al puerto que requiere.

Hoy conmemoramos el evento más esperanzador al que asiste la sociedad mundial. La cena a la que Jesús invitó a todos nosotros, al parecer estará siempre servida; su crucifixión y antes el camino realizado en la ruta del calvario muestra sin duda los elementos en función del cual se consagra el ideal de salvación, confirmada con la resurrección, muestra irrefutable de la veracidad de la propuesta de transformación y salvación hecha.

Estamos en el momento histórico en el cual podemos entender de manera integral toda la acción liberadora de Jesús. La decisión de enfrentar con amor y encabezar la más grande revolución de la humanidad, sin dudar, sin huir, enfrentando y resistiendo a la tortura, la difamación, y hasta la muerte.

Una revolución que muestra permanentes reinicios, permanentes resurrecciones y que no culminará hasta la liberación completa de la humanidad.

Gracias a Dios, sabemos que al final del día, para quienes persistieron la mesa estará siempre servida.

La “piedra gigante”, aquella que estaba asegurada por todos los poderes de Roma, no resistió la luz de la acción liberadora. Al final, la luz vence a la oscuridad.

El Domingo de Resurrección nos muestra que es posible de hecho, vencer a aquel poder que parecía invencible. Que es posible vencer a aquel Estado y Gobierno corrupto y explotador, que pretendía por todos los medios ocultar a la humanidad la verdad.

La reflexión de este periodo nos permite saber que podemos vencer a la oscuridad instalada en nuestro país, que podemos explotar la gran piedra y abrirnos plenamente a la vida.

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

La beligerancia de Moreno

| Para el sector de la sociedad probablemente la más pudiente, el discurso Presidencial resulte alentador; en tanto, para los supuestos opositores y cirqueros correistas...

CRÍTICAS Y JUICIOS

| Las críticas a la labor periodística, a los periodistas y a los medios de comunicación provienen de dos fuentes...

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS