Gobierno Federal y provincia de Loja

SEP, 20, 2018 | 03:00 - Por La Hora Diario

Gustavo Ortiz Hidalgo

El 25 de junio de 1824 se promulgó en Bogotá la “Ley de División Territorial de la Gran Colombia”. Con ella se creó el Departamento del Azuay conformado por tres provincias: a) Cuenca, b) Loja, y c) Jaén de Bracamoros y Mainas. En sentido estricto, ésta es la fecha de "creación" de la provincia de Loja, en el marco de un régimen departamental y subordinada a Cuenca, que fue el eje del departamento mencionado.

Desde su inicio, esta estructura departamental, que sobrevivió a la Gran Colombia, creó fuertes resistencias. El debate sobre la descentralización, que parece reciente, en realidad tiene su origen en estos años; es decir, en los albores de la formación de los actuales Estados latinoamericanos.

La estructura departamental que “sometía” el territorio lojano al centralismo de Cuenca, fue una de las principales causas para que el 18 de septiembre de 1859 se instaure el Gobierno Federal de Loja, presidido por Manuel Carrión Pinzano, en el espacio que actualmente corresponde a las provincias de Loja, Zamora Chinchipe y toda la zona alta de la provincia de El Oro; es decir, a casi la totalidad del territorio de la denominada “Región Sur del Ecuador”.

Con sobra de razón y justicia, una Ordenanza Provincial enfatiza que el 18 de septiembre de 1859 tiene mayor significación histórica que el 25 de junio de 1824; por cuyo motivo el Gobierno Provincial de Loja conmemora cada 18 de septiembre el "Día de la Provincia". Dicho proyecto geopolítico, que afirma el sentimiento de lojanidad, cumplió ya 159 años.

Las dos fechas señaladas representan enfoques geopolíticos diferentes, que se generaron en la Gran Colombia, se afirmaron a lo largo de la República y en la actualidad implican posiciones antagónicas en el debate en torno a las denominadas "regiones horizontales" que tienen que crearse por mandato constitucional. (O)

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Los ciberdelitos

03:00 | | Ulfer Alejandro Trelles Ordoñez En la actualidad vivimos un mundo completamente tecnificado, por lo que la tecnología avanza a pasos agigantados y la función de ésta es hacer el desarrollo de las actividades cotidianas

¿Es enriquecedora esa ‘cultura’?

00:15 | | Algo no va por buen camino. En casi ningún espacio público, incluidos medios de transporte, escuelas, clínicas y hospitales, restaurantes, centros de trabajo, plazas y parques deja de estar un celular en manos de personas de todas las edades, en particular de niños y adolescentes.

Adaptarse o morir

00:10 | | Como catedrático de periodismo enfrento una realidad que estremece: la falta de curiosidad que demuestran mis estudiantes y colegas.

Renovar la educación

00:05 | | Por tercera semana consecutiva toco en esta columna el tema de la educación, insisto en un aspecto de su renovación, el cual, aunque parezca paradójico, estriba en el rescate de aspectos constitutivos de nuestra tradición nacional.