Canes callejeros sufren efecto colateral de la cuarentena

MAR, 29, 2020 | 03:00

Abandono. En la ciudad de Loja existen sitios donde se concentran perros callejeros.

Hay sitios donde se congregan los perros sin hogar y habitualmente recibían alimento.

Con la mayoría de personas en aislamiento, las clases suspendidas, restaurantes cerrados, los efectos de la cuarentena y el Estado de Excepción también afectan a los perros callejeros.

Diana Aguilar integrante de ‘Cielo Animal’ y concejala del cantón Loja, reconoce que la situación actual que vive el país también afecta a los canes que permanecen en las calles, especialmente al grupo que ella denomina como “perritos comunitarios”.

La activista pone como ejemplo lo que sucede en Universidad Nacional de Loja (UNL), donde prácticamente habitan varios canes, que permanecen ahí de forma regular, y que son alimentados por los estudiantes o el personal de la propia entidad. Sin embargo, dada la situación actual esos perros están en un abandono total.

De forma personal, afirma Diana Aguilar, está haciendo esfuerzos para llevarles alimento en los momentos que a ella se le facilita. También se ha pedido la colaboración de los guardias de esa casa de estudios para que les proporcionen, el momento que puedan, algo de alimento a los canes.

Hay otros lugares también donde regularmente se observa perros, como es el caso de la Unidad Educativa 'Lauro Guerrero' que también permanece cerrada y con ello no hay quien les proporcione algo de alimento a los perros que deambulan por el sector.

Diana Aguilar  reconoce que no se ha podido coordinar este tipo de labores con otros voluntarios porque existe una situación delicada en el país y de alguna manera se está tratando de brindar ayuda.

Recomendación

A manera de recomendación, la activista plantea que las personas pongan en los exteriores de sus domicilios recipientes con algo de comida y agua para que los perros callejeros puedan, de alguna manera, alimentarse.

Aunque esta es una práctica que hacen varios ciudadanos hoy se vuelve más necesaria porque la mayoría de calles lucen vacías en la ciudad.

Por lo menos, si no es posible colocar comida fuera de la casa, que se ponga agua en un recipiente, señala Diana Aguilar.

Salud

Una situación que deja clara la concejala lojana es que el coronavirus no se transmite de las mascotas a los humanos.

En el caso de Loja, señala Diana Aguilar, no se han presentado casos de personas que abandonen a sus mascotas por este tipo de temores, incluso la activista Comenta que en los últimos días al contrario se ha reducido, aparentemente, el número de mascotas que hayan sido abandonadas por sus propietarios

EL DATO

A través de las redes sociales también se ha puesto de manifiesto la preocupación por las palomas de los parques, las mismas que suelen ser alimentadas por gente que visita estos lugares.