Secciones   /   Policial

En el cantón lojano Gonzanamá infringen el toque de queda

MAR, 31, 2020 | 12:05

Vigilancia. Los operativos son en toda el área de responsabilidad de la Policía de Calvas.

Infractores, que habrían estado tomando cerveza y jugando naipe, se escondieron.

Gonzanamá. La alerta que el domingo anterior, en el barrio Algarrobera, de la parroquia Nambacola, del cantón Gonzanamá, un grupo de personas habría infringido el toque de queda llevó a la Policía del Distrito Calvas a acudir a ese lugar.

Ruffo Rodríguez González, con grado de mayor, jefe del Distrito seis de la Policía de Calvas, indica que el personal acudió y cuando llegó no encontró a ningún ciudadano.

"Estas personas habrían estado en una cancha, que queda sobre una loma desde donde ellas ven llegar al patrullero y se esconden. Da la impresión de que estaríamos jugando 'al gato y al ratón'. Nosotros nos retiramos y ellas salen", dice Rodríguez González.

No salir de casa

El jefe del distrito seis de la Policía del cantón Calvas indica que los controles en su sector de responsabilidad son permanentes para hacer respetar el estado de excepción por la emergencia sanitaria ante el COVID-19 y así evitar más contagios.

"Existen personas que salen con sus vehículos en el día que no corresponde y se han entregado una citaciones", dice Rodríguez, quien comenta que no existen sanciones por infringir el toque de queda porque quienes se movilizan a esas horas lo justifican.

Exhorta a los ciudadanos a que permanezcan en sus casas y acaben las recomendaciones para evitar contagiarse con el Covid-19. Dice que los controles son permanentes y es la comunidad la que debe cuidarse con responsabilidad.

TOME NOTA

El perifoneo en el que se pide que no se salga de casa por el toque de queda es permanente en esa jurisdicción.