Las tiendas se convirtieron en las aliadas de los moradores

ABR, 02, 2020 | 03:00

Venta. La demanda aumentó en algunos locales de abasto pequeños.

En algunos sectores tienen chats informativos y en otros hacen cola por productos.

Las tiendas de los barrios lojanos se convirtieron en las aliadas  de los moradores que adquieren allí los productos de primera necesidad, en estos días de cuarentena, en el marco del estado de excepción, ante la proliferación del coronavirus,

Algunos de estos locales dejaron de ser centros de interacción social de la comunidad, porque el pedido es no salir de casa. Ahora, los vecinos esperan  conseguir los productos que les permitan alimentarse o bien para uso personal o familiar.

Evitan salir al centro

Lorena, quien vive en La Pradera, al sur de la ciudad, cuenta que gracias a las tiendas aledañas no ha tenido la necesidad de salir a los mercados. “Se encuentra la mayoría de cosas, frutas, verduras, leche y, sobre todo, pan”, afirma y destaca que no ha habido variación de precios. Adicional, quien atiende les comunica los días que llegarán ciertos productos como pollo, lechuga y otros.

Un morador de Yahuarcuna revela que por suerte encuentra la mayoría de cosas a pocos metros. “He visto que llegan a dejarles mote, pan, quesillo dos veces a la semana. La señora desinfecta los cartones y de ahí dispone el producto a la venta”, afirma.

Enfatiza que hicieron un grupo en WhatsApp del bloque y les envía mensajes cuando llegan ciertos productos que se tienen alta demanda.

En Sauces Norte, a decir de Geovanny Maldonado, hay días que tienen que hacer cola para comprar el pan que sale en dos horarios 07:00 y 11:00, aunque respetan la distancia que se sugiere de un poco más de un metro. En las tiendas se demoran porque ya no les permiten el ingreso, más solo les pasan los productos.

Otras dos personas contaron que los precios sí han subido y que no queda más que pagar. Están preocupados porque ya no tienen recursos para comprar y de allí que estiman pedirán fiado, pero no saben a lo que puedan acceder y el plazo para cancelar.

Labor

El concejal Ramiro Palacios Cueva considera importante que exista la posibilidad de encontrar providencias muy cerca de las casas, en la mayoría de barrios. “Lastimosamente nos cambió el ritmo de vida y tenemos que adaptarnos”.

El edil expresa que cada vez los recursos son más escasos y hay un alto riesgo en las personas al momento de salir a lugar con alta concentración. “Por eso, ahora las tiendas son una excelente herramienta para evitar salir al centro”, precisa y recuerda que se debe desinfectar todo lo que adquieran para evitar el contagio.  

Lastimosamente nos cambió el ritmo de vida y tenemos que adaptarnos”,

Ramiro Palacios Cueva,

concejal lojano

Hay días que tenemos que hacer cola para comprar el pan que sale en dos horarios: 07:00 y 11:00”,

Geovanny Maldonado,

habitante de Sauces Norte.

En las tiendas se encuentra frutas, verduras, leche y, sobre todo, pan”,

Lorena,

moradora de La Pradera.

EL DATO

Algunas personas dicen que no habido variación de precios y otras que sí.

En Saraguro también proveen las tiendas

Saraguro. En el casco urbano del cantón Saraguro los pequeños negocios mantienen la atención en horas de la mañana, esto en vista que la afluencia de personas ha aumentado durante el estado excepción, ya que obliga a los ciudadanos a permanecer y alimentarse en sus hogares.

Para Marcelo Tene, dueño de un pequeño local de abastos, tras los primeros días de confusión, la situación se ha normalizado. A decir del comerciante ahora la gente hace compras de manera ordenada, al comprobar que no existe desabastecimiento, ya que en la mayoría de locales hay productos como carnes, embutidos, lácteos, verduras y más.

Calvas, responsable ante la emergencia

Calvas. Las calles en la ciudad de Cariamanga lucen casi desiertas en horario matutino, esto porque los ciudadanos han acogido las disposiciones de las autoridades y salen de manera específica a abastecerse de alimentos y medicina, en la tarde el panorama es otro, los únicos que circulan son militares, policías y personal autorizado.

Los locales de abastos de venta al por mayor y menor son los más concurridos, hay quienes aprovechan su salida para abastecerse de productos no perecibles y evitar salir de casa durante el tiempo que dure la crisis sanitaria; pero las tiendas y comercios pequeños también reciben a los ciudadanos para que se abastezcan de lo que necesitan y en algunos casos evitar ir a sectores más lejanos.

A la fecha en Calvas rige la movilidad para abastecimiento de acuerdo al último dígito de la cedula de identidad. Se ha establecido además la adquisición de productos a domicilio, hasta las 19:00.