Niños trabajadores fueron trasladados a casa hogar

JUL, 07, 2020 | 03:00

OPERATIVO. En las calles céntricas de la ciudad fueron interceptados los menores de edad.

Unos 50 niños están en condición de trabajo infantil por la emergencia, dos fueron trasladados a un centro.

Luego de que la ciudad cambió a semáforo amarillo, la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) en Loja registra que unos 50 niños han sido abordados por encontrarse en condiciones de trabajo infantil en las calles. Este lunes mediante un operativo de erradicación dos menores fueron trasladados a una casa hogar.

Los niños fueron interceptados en las calles céntricas de la ciudad momento en el que se encontraban vendiendo caramelos junto a su padre. Están en condición de movilidad humana por ser extranjeros.

Recursos

A decir del jefe de la Dinapen, Eduardo Castillo, el acogimiento institucional es el último recurso que emite la Junta Cantonal de Protección de Derechos, luego de algunos procedimientos de sensibilización que realizan las instituciones competentes como Ministerio de Trabajo, Mies, Casmul.

Castillo explicó que los pequeños primeramente fueron trasladados al Ministerio de salud para la evaluación médica, descartar contagios y posterior ingresarlos a una casa hogar.

Seguimiento

Sostuvo que los 50 casos que investigan fueron detectados mediante denuncias y observaciones. En el seguimiento las instituciones competentes verifican las condiciones en las que se encuentran, si los padres tienen o no el cuidado necesario.

Recalcó que esta labor se da en cumplimiento a las medidas de protección a favor de los niños y adolescentes. Ayer tenían siete delegaciones para proceder al acogimiento institucional, pero no se los encontró a todos por la condición de movilidad humana, están en un lugar y otro.

Sanciones

Miguel Salazar, psicólogo clínico del Centro de Apoyo Social Municipal (Casmul), indicó que desde que inició la emergencia se realizan este tipo de operativos para evitar que niños y adolescentes realicen prácticas laborales, en sectores peligrosos, como comercio informal, minería o reciclaje.

Sostuvo que los padres tienen que cancelar una multa de entre 350 y 1000 mil dólares y prever la garantía de los derechos de sus hijos para que puedan ser nuevamente reinsertados a sus hogares. La cantidad de la sanción económica depende de la situación en que fueron encontrados.

EL DATO

Los padres deben cancelar una multa económica y garantizar sus derechos para reinsertarlos a sus hogares.