Nada nuevo hay bajo el sol

MAY, 19, 2019 | 00:35 - Por La Hora Diario

La guerra comercial entre Estados Unidos y China tiene al resto del mundo en ascuas. Se disparan los precios de las materias primas un día y al otro caen estrepitosamente. El vaivén de las bolsas de valores de notorio. El precio del petróleo tiene un futuro impredecible. Son dos locomotoras económicas trabadas en una contienda en la que no serán las principales víctimas.

El detonante ha sido la impredecible política internacional del presidente Donald Trump.  Armado de una retórica que siembra más incertidumbres que certezas y con hiperbólicas apreciaciones impropias de un estadista, cree poder obligar a China a reestructurar su comercio exterior y hasta emprender una gigantesca reingeniería de su industria, en virtud de sus exigencias arancelarias.

“Mientras sus líderes contemplan abiertamente cómo afectar o entorpecer sus planes, el resto del mundo se preocupa por no convertirse en el daño colateral de esa guerra comercial”, observa ‘The New York Times’ en un artículo reciente. Los golpes y contragolpes que se propinan ambas potencias van dejando a su alrededor una estela de dramas que, a la vuelta de muy poco tiempo, podrían transformase de costosas tragedias.

La milenaria historia china, en la que hasta los invasores fueron absorbidos por su idiosincrasia y poderosa cultura, tiene ante sí una página semejante a otras bien desmenuzadas por sus estrategas, sus políticos, sus gobernantes y hasta sus filósofos más prominentes. La paciencia y la espera mientras el adversario se desgasta han sido sus armas. Para ellos, nada es nuevo bajo el sol, ni siquiera Donald Trump. 


El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud”. Confucio Filósofo chino (551 AC-478 AC)

La virtud es el punto medio entre dos vicios opuestos”. Horacio Poeta latino (65 AC-8 AC)

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Día Mundial del Refugiado

00:45 | | Abandonan sus familias, sus amigos y trabajos, sus escuelas y sus países huyendo de la violencia, las injusticias, los conflictos sociales y políticos, la persecución y las guerras, y de formas abiertas o enmascaradas de opresión.

Solo queremos un país seguro

00:40 | | Soy el segundo de doce hermanos de los mismos padres. Mi infancia fue bonita, hasta que un día llegó a nuestra finca un grupo armado al margen de la ley.

Hola, hijo…

00:35 | | Mi Dios te bendiga y te proteja. Espero estés bien. Ya estás hecho un hombre. Sabes, te echo de menos todo el tiempo. Más que mi hijo, eres mi compañero.

Sin fronteras

00:30 | | Hace aproximadamente 15 años llegué a Ecuador, dejando todo atrás: la escuela, amigos, familiares, mi casa, mi pueblo, mi país, mi todo.

Juntas

00:25 | | Las Mujeres Unidas del Pacífico somos 21 mujeres adultas de diversas edades que nos agrupamos para sobrellevar las distintas afectaciones emocionales (ansiedad, estrés, alteración del sueño, entre otras) provocadas por haber tenido que salir de nuestro país de origen...

Tenemos derecho a rehacer nuestra vida

00:20 | | El 13 de noviembre de 2018 llegué a Tulcán como refugiado después de huir de Colombia.

No hay último destino

00:15 | | Aún hoy me cuesta creer que fui desplazada por segunda vez. Salí de Colombia en 1975, a los 19 años, con toda mi familia a Venezuela, que en ese momento era el país que ofrecía más oportunidades.

La perfección de los caracoles

00:10 | | No pertenecer a ninguna parte es la sensación del migrante o refugiado en el país que lo recibe, pero antes, también fue un extraño sin cabida en el país del que salió. 

Luz de esperanza

00:05 | | Mi historia como refugiada es algo que nadie quisiera vivir. Nunca podré olvidar ese 2 de agosto de 2012.

COLUMNISTAS