Secciones   /   Policial

Madre e hija a la tumba

SEP, 16, 2019 |

DETALLES. El dolor entre los familiares de la mujer es evidente. Ahora piden justicia.
SUCESO. 40 años tenía la mujer y esperaba a la tercera de sus hijos.
DOLOR. La mujer dejó dos hijas en la orfandad. Su cuerpo fue sepultado la tarde de ayer.

La mujer habría llegado a una casa de salud con las esperanzas de alumbrar a su tercera hija, pero ambas murieron.

Redacción  QUEVEDO.

La lamanense Patricia Falcón, tenía la ilusión de alumbrar a su tercera hija a sus 40 años, pero las circunstancias cambiaron sus planes y ambas perdieron la vida en una casa de salud del cantón Quevedo.

Su madre, Zoila Jiménez, aún no comprende qué fue lo que ocurrió, pero asegura que a momentos siente que su corazón se detiene tras la pérdida de la mayor de sus seis hijos.

Su hermana, Consuelo Falcón, en cambio revive en su mente las últimas horas de vida de su hermana y todavía no de cifra en qué parte de la historia es que ocurrió la desgracia.

Dolor

Según Falcón, el viernes habló por teléfono con Patricia y le habría contado que tenía ansiedad por el nacimiento de la bebé. Eso la motivó para ir el sábado hasta la casa de su hermana en el cantón La Maná, pero cuando llegó supo que se había caído de la cama.

Este hecho hizo que la llevara hasta una casa de salud local, pero allí le habrían informado que era necesario que la trasladaran hasta un hospital tercer nivel, ya que su caso era complejo.

Fue entonces que la llevaron hasta una casa de salud de Quevedo, donde habría sido internada a eso de las 03:00 del sábado.

 “Desde entonces nadie nos daba información. En la mañana le mandaron a hacer una ecografía para ver el estado de la bebé, pero no nos explicaron qué sucedía. Al mediodía vimos mucho movimiento. Yo sabía que algo malo le pasaba a mi hermana, pero los médicos salieron bravos y nos dijeron nada”, relató Falcón.

De acuerdo con la mujer, en medio de su desesperación y “tras el silencio de los médicos”, ingresó a la fuerza al área donde tenían a su hermana, pero fue retirada.

Poco tiempo después, asegura que, las llamaron  y les dijeron que ocurrió una emergencia y la trasladaron al hospital del IESS. “Nos dijeron que nadie podía ir con ella en la parte de atrás de la ambulancia”, enfatizó la mujer.

No obstante, al llegar hasta la otra casa de salud, los galenos le habrían informado que la mujer había llegado muerta.

Este hecho los ha conmocionado, por lo que llevaron a la mujer hasta la morgue de Quevedo para que le practiquen la respectiva autopsia y allí les habrían informado que se “trató de una negligencia médica”, aseguró la hermana de la fallecida.

Ayer, Patricia Falcón fue velada en su hogar y en el mismo cofre fue colocado el cuerpo de su hija quien tenía 35 semanas y le  fue retirado a través de la respectiva necropsia. Ahora sus familiares analizan colocar la respectiva denuncia. (MZA)