¿Por qué tanta infamia?

SEP, 21, 2019 | 00:15 - Por La Hora Diario

Twitter hizo una limpieza de su nido y dejó fuera1.019 cuentas ecuatorianas, en su mayoría falsas, vinculadas al partido político de gobierno Alianza PAÍS, según un despacho de la agencia AFP, fechado en Washington. Esta semana, para colmo,  se informó de que millones de ecuatorianos tenían parte de su vida íntima y datos personales expuestos en las redes. Ahora se llevó a la Asamblea Nacional un proyecto de ley al respecto.

No había en la legislación algo que normara esta peligrosa realidad virtual de la que participamos con una olímpica ingenuidad. Twitter anunció el cierre de miles de cuentas por difundir noticias falsas. “De acuerdo a nuestra política sobre la manipulación en nuestra plataforma, suspendimos de forma permanente todas estas cuentas”, precisó. Mas, ¿quién nos resarcirá de lo que nos han hecho digerir hasta ahora? 

Sacaron ‘hashtags’ y cuentas falsas usadas a modo de ‘spam’ que hacían “retuit” para aumentar la interacción. Esto habla de una manipulación tendenciosa y monstruosa, para “construir” sistemáticamente una opinión pública favorable sobre la base de “fake news”, de mentiras, de información falsa. Por añadidura se buscaba sembrar la discordia, echando mano a operaciones de información multifacética. 

Nos metieron en el territorio letal de la posverdad. Es decir, la distorsión deliberada de la realidad, su enmascaramiento, en la manipulación de creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en promover actitudes sociales a su conveniencia. En definitiva, al ciudadano de a pie, ¿quién nos protege de tanta infamia?


Matan los médicos y viven de matar, y la queja cae sobre la dolencia”. Francisco de Quevedo Escritor español (1580-1645)

El cielo cura y el médico cobra la minuta”. Benjamin Franklin Estadista y científico estadounidense (1706-1790)

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

La encrucijada nacional

00:15 | | Los economistas se rompen la cabeza, mientras los aficionados ofrecen todo tipo de soluciones – unas creativas, otras trilladas; muchas populistas.

El Estado doblegado

00:10 | | Los ecuatorianos solemos avanzar cien pasos para luego retroceder noventa y nueve.

Ciegos

00:05 | | Los ilustradores otomanos que están a órdenes del sultán turco, en ‘Me llamo rojo’, de Orhan Pamuk, son activistas políticos, pues sus trazos, colores y formas preservan la tradición pictórica oriental y lo que dictan los preceptos religiosos de no hacer idolatría.