Secciones   /   Policial

Árbitro amateur no resiste los golpes y muere infartado

OCT, 20, 2019 |

LUGAR. La mañana de ayer sus familiares esperaban la llegada del cuerpo para ser velado en su vivienda ubicada en el desvío a Mocache (por San Carlos).

Redacción MOCACHE.

La Asociación de Árbitros de Fútbol Amateur de Los Ríos está de luto debido al fallecimiento de uno de sus miembros. Se trata de Jhon Alejandro Ortiz Coronel, de 32 años, quien llevaba 10 años siendo parte de la institución.

El joven había sufrido un accidente de tránsito el pasado domingo en la vía San Carlos – Mocache, a unos 100 metros de su casa ubicada en el desvío.

Eran cerca de las 19:45 cuando iba en su motocicleta regresando de dejar a un amigo, cuando se impactó con un tronco que había sido colocado por los manifestantes, provocando que cayera al pavimento.

Minutos antes había estado pitando en el recinto Bijagual (Mocache), en un campeonato, por lo que había regresado cerca de las 18:30 a su casa, para de allí salir a dejar a su compañero sin imaginarse que regresaría la tragedia estaba en plena vía.


Desarrollo

Luego de sufrir el accidente, Ortiz fue trasladado hasta el hospital del IEES en Quevedo, y el lunes fue llevado en una ambulancia particular con el respetivo pase hasta una clínica de la ciudad de Guayaquil, en donde fue operado debido al golpe que recibió en la cabeza.

Jinson  Zambrano, presidente la Asociación de Árbitros de Fútbol Amateur de Los Ríos, contó que una vez que su compañero fue operado, el mismo día que ingresó a la clínica, los doctores informaron que necesitaba 20 pintas de sangre y unas plaquetas, por lo que viajaron con 22 personas para ser donantes voluntarios, para que la clínica recuperara la sangre que habían ocupado.

Relató que hasta la noche del viernes que conversó con la hermana del fallecido, le había informado que había una mejoría. Sin embargo, ayer se enteró que le dio un infarto y murió cerca de las 11:00. Aseguró que en las canchas le están haciendo un minuto de silencio y hoy quedaron suspendidos varios torneos que se tenían previstos jugar.

Jhon era conocido como ‘Corviche’ entre sus colegas de profesión. Deja tres hijos en la orfandad, de los cuales uno tiene apenas tres días de nacido. (LRU)