Opinión   /   Caricatura

Nebot, ¿presidente?

JUN, 26, 2018 | 00:10 - Por SALVATORE FOTI

Salvatore Foti

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, está en campaña electoral. Una campaña que intenta posicionarlo en todo el país y le está exigiendo participar también en actividades en Quito donde, le dicen, y que yo no comparto, que su aceptación es baja. 

El evento junto al expresidente chileno Ricardo Lagos, e importantes representantes de los sectores económicos más importantes del país, así lo revelan. Debemos esperar muchos más eventos y presencia en la capital del señor alcalde del Puerto Principal.

A reglón seguido, Nebot mantuvo un encuentro con Antonio Ledesma, exalcalde de Caracas, quien fue condecorado por el burgomaestre. Lo que se nos muestra es a un Nebot con gran trascendencia latinoamericana, que merece nuestra confianza.

Lo que no me convence de esta campaña electoral son los tiempos. Se supone que las elecciones para escoger al nuevo Presidente serán en 2021,  así que este adelanto me intriga. Seguramente quieren aprovechar la coyuntura de las elecciones seccionales de 2019 y posicionarlo como jefe del partido que se enfrentará a AP, CREO y a las corrientes correístas, para empezar a construir su campaña.

 También podría ser que su abierta  rivalidad con Lasso lo obligue a no dejarle demasiada cancha y a empezar a trabajar más y más duro, para recuperar la ventaja de la cual goza quien hoy sería su principal adversario en las próximas elecciones. Sobre todo,  para conseguir los votos que se necesitan en Guayas y en la costa en general.

También hay la posibilidad de que la tan subestimada muerte cruzada prevista por la Constitución, en caso de que haya problemas de mayoría y gobernabilidad en la Asamblea, sea adoptada antes de tiempo por algún protagonista de la vida política nacional. Esto adelantaría muchísimo las campañas electorales y tomaría totalmente desprevenidos a todos los candidatos que no están considerando esta posibilidad.

Suena más a fantasía que a política, pero intriga, admitámoslo, y en la Asamblea Nacional el Ejecutivo tiene siempre más y más problemas para obtener triunfos, lo que pone en tela de duda su fuerza y estabilidad. En fin: “Primero la gente, Nebot Presidente”.


[email protected]


 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

COLUMNISTAS