Justicia camaleón

NOV, 18, 2018 | 00:04 - Por KLEVER MANTILLA

La sorpresiva renuncia del fiscal Paúl Pérez Reina y la destitución de dos asambleístas escenifican un sistema político ‘reptiliano’ con rostro de embuste y cobardía. Un panorama siniestro que desvirtúa cualquier investigación judicial, cuando se acumulan por toneladas los procesos a todo nivel en el sector público, mientras el protagonista central lanza la toalla, aplica la falaz lavada de manos y sale corriendo.

 
Para remate, la pretendida depuración institucional anticorrupción toma ribetes lúdicos y la Asamblea anodina, se convierte en central del forcejeo de encubridores. Si bien las asambleístas Vallejo y Espín están fuera del Legislativo; la una por visitar a una testigo protegida para direccionar la justicia y la otra por recaudar diezmos de sus trabajadores, a los peces gordos, al resto de la partida, se los maquilla, ensalza y quedan libres.


No solo fue la huida grotesca de Alvarado y la fábula del grillete sino el informe final  legislativo del caso Gabela. Este no se escribe en la lista completa de políticos, militares y traficantes de armas que están involucrados en el macabro asesinado pese a los datos expuestos en investigaciones de prensa y televisión. Incluso, aparecen nuevos testigos que corroboran los hechos. 


Nunca se sugirió la compra de los helicópteros Dhruv pero el equipamiento de FFAA durante el correato tuvo un esquema delictivo que no ha sido investigado en su magnitud. Lo que sí, está confirmado, es  que le falta a la prensa abordar la adquisición de aviones Cheeta y la compra de los famosos radares chinos. 


El encubrimiento es una conducta penada por un sistema de justicia real porque dificulta y omite información que sirve para esclarecer hechos y la serie de delitos cometidos. Además, permite identificar a autores, cómplices y niveles de participación. Con estupor, el Consejo de la Judicatura lanza cortinas de humo con un supuesto código para los abogados, mientras jueces y fiscales se escudan unos a otros. Es que la justicia actual es una criatura de patas cortas, de limitada audacia, ojos grandes con movimiento independiente el uno del otro y puede cambiar rápido de color. 


[email protected]
@klebermantillac

 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS