Indescifrables y neutrales

FEB, 11, 2019 | 00:15 - Por MANUEL CASTRO M.

Manuel Castro

Trump y Bolsonaro practican una política indescifrable. A veces sostienen un recalcitrante nacionalismo, cuando han dicho que son de mente globalizadora. Trump actúa en función de la defensa de los Derechos Humanos en Venezuela, un acierto que de resultar el fin de Maduro, le producirá réditos políticos inmensos, tal vez la reelección. 

Sin embargo, con testarudez de negociante exige un muro con México y tiene cerrada la administración mientras no le asignen  fondos para la construcción de tan infame muro, en un país que se ha formado por la emigración. De Bolsonaro no se sabe si es ultraderechista por sus antecedentes o si tal vez logrará que Brasil se convierta en una país con menos crimen y desigualdad, que es lo que todos debemos esperar, salvo la izquierda marxista a la cual le entusiasma el fracaso de los que no piensan igual que Marx o Lenin.

Entre los neutrales están el Papa Francisco y Andrés López Obrador. Es inexplicable la neutralidad de un Papa, católico por supuesto, jesuita  por tanto progresista, Vicario de Cristo, ante lo que sucede en Venezuela y Nicaragua. Cristo anatemizó a los tibios. No solo se debe hablar de Cristo sino seguir sus enseñanzas. 

Donde haya alguien que sufra, donde se asesine, se engañe al pueblo y se lo quiera llevar a la muerte en un desigual enfrentamiento con las fuerzas armadas y las milicias bolivarianas, que es el caso de Venezuela, se debe oír la voz enérgica, valiente no comprometida con ideologías populistas y engañadoras, de la Iglesia, que no será Una y Santa si no da testimonio real de su compromiso con Dios y su pueblo sufrido. Recemos por Francisco.

La neutralidad de AMLO es un disfraz. Se sabe que su compromiso es con el Socialismo del Siglo XXI. Siempre se conoció que un verdadero izquierdista  hasta dará su vida para que el capitalismo desaparezca. No admite términos medios, ni acepta justicia, progreso e igualdad, sino está dentro de sus parámetros revolucionarios de hace dos siglos y que hoy en un mundo de conocimiento es una antigualla peligrosa, pues tanto daño hace un puñal que una bomba atómica en manos irresponsables o fanáticas.


[email protected]
 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Que lamentablemente elegimos

00:06 | | La Asamblea Nacional tropieza con un problema que se veía venir ante su inestabilidad, faltas de consensos y “desideologización” de los bloques que la componen.

La Academia

00:04 | | El 24 de julio de 1909, en Quito, se suscribió el acta de fundación de la Sociedad Ecuatoriana de Estudios Históricos Americanos, dirigida por Federico González Suárez.

No es culpa de la vaca

00:02 | | Nos lamentamos los desaciertos, robos, abusos y más arroces de estos últimos doce años, con fundamentos ciertos desde luego.