Las mujeres indígenas usan sus mejores galas para ir a votar

MAR, 24, 2019 | 23:30

ELECCIONES. Mujeres indígenas durante las elecciones seccionales.

Redacciòn IBARRA

Anacos y ‘chales’ de múltiples colores, blusas bordadas a la perfección, sombreros y alpargatas, son las prendas que utilizan las mujeres indígenas de la parroquia de Angochagua, en Imbabura para ir a sufragar. “Venimos de gala, porque es un día de celebración”, manifiestan.  En esta parroquia rural, del cantón San Miguel de Ibarra, existen 3.672 electores, que desde muy tempranas horas prepararon sus mejores vestimentas para acudir a votar.

El Dato 
3.762 electores votan en esta parroquia. En su mayoría son indígenas.
En el recinto más grande de Angochagua, ubicado en la Junta Parroquial, se colocaron nueve juntas electorales. En las mesas de las mujeres se observó cómo llegaban con sus trajes coloridos, tal y como lo hacen en las fiestas de los ‘raymis’, demostrando que el proceso de elecciones también es una fecha especial para la comunidad indígena.

Las mujeres son las que más predominan en lo que refiere a la vestimenta original del pueblo Karanki. A decir de Rosita Carlosama, de la comunidad de Angochagua, hace aproximadamente unos 15 años se ha ido perdiendo la costumbre en los hombres en el utilizar el pantalón, camisa, alpargatas (blancas) y el poncho rojo; mientras que en las mujeres se ha podido mantener el anaco, la blusa bordada, el chal, a excepción de las adolescentes, que en el caso de hoy acudieron a votar puestas jean, camiseta y chompa.

“Como Pueblo Karanki se está buscando que en la juventud la vestimenta no se pierda”, agrega ‘mama’ Rosa. 

Pasadas las 10:00, la gente llegaba de a poco a votar.  “Hay que venir con la mejor vestimenta, porque es una fecha cívica”, dijo María Pupiales, quien aguardaba en la fila para votar. Atrás de ella, unas 15 mujeres más esperaban su turno, todas con su vestimenta original. 

Vestimenta con altos costos

De acuerdo a Carlosama, para esta fecha como mujeres seleccionan la mejor blusa, el mejor anaco, chal, alpargata, sombrero, huallcas, manillas, artes de plata; es decir, acuden con la vestimenta completa del Pueblo Karanki.

 Se indicó que aproximadamente unos 300 dólares costaría todo el traje, y es uno de los inconvenientes que tienen las nuevas generaciones para no utilizarlos.

En esta parroquia, en el caso de las mujeres tienen dos tipos de anacos. En las comunidades de Angochagua y La Rinconada, se utiliza un anaco llano de color negro; mientras que en Cochas, Chilco, Zuleta, predominan los anacos de colores llamativos (faldas plisadas).

Cada prenda que utiliza esta comunidad indígena varía de precio dependiendo la calidad y el material en el que esté hecho.

Carlosama explicó que las blusas bordadas bordean los 150 dólares, el anaco entre 45 y 50 dólares, huallcas 80 dólares, sombrero 50 dólares, alpargatas 5 dólares.  (FCDL)

COSTO. Unos 300 dólares costaría todo el traje.

Peguche, ejemplo de mantener costumbres

Desde tempranas horas, familias kichwas de la comunidad de Peguche llegaban al único recinto electoral, en la Unidad Educativa Comunitaria Intercultural Bilingüe Miguel Egas Cabezas.

El proceso se presentó sin ninguna novedad y las mesas se fueron conformando como estaba establecido. Para este día la gente indígena de Otavalo también se prepara con antelación vistiendo sus ropas típicas. En el caso de los hombres con su poncho, sombrero, pantalón y camisa blanca y sus alpargatas; mientras que las mujeres visten su tradicional anaco, fachalina, blusa bordada y alpargatas de color azul.  “Esta vestimenta acostumbramos a ponernos los domingos, porque es considerado como el día de la familia, por lo que utilizamos este tipo de ropa. En este caso considerando que estamos en una fecha cívica también nos preparamos igual”, comenta Rafael Ruiz, morador de Peguche.

Luego de cumplir con el sufragio las familias se retiran del recinto en grupos, para dirigirse a las afueras del lugar, donde se encuentran instaladas varias carpas en las cuales se ofrece comidas típicas como colada morada, morocho, caldo de 31, papas con berro entre otros platos ancestrales.

Estas son las costumbres que se viven en distintas comunidades del sector rural del cantón Otavalo, en época de elecciones y fechas importantes. (PMHR)