Una ‘Navidad’ adelantada en Los Ríos por elecciones

MAR, 24, 2019 | 12:09

Redacción LOS RÍOS

El ‘menú’ electoral fue la parte más atractiva de las elecciones seccionales en Los Ríos. Algunos comedores lucieron abarrotados desde tempranas horas; mientras que, otros esperaban despuntar en la hora del almuerzo.

En la calle Bolívar docenas de vendedores ambulantes exhibieron sus productos a los clientes. En algunos sitios se podía encontrar caldo de salchicha, encebollados, arroz con menestra y carne asada, arroz con pollo, guatita y hasta platos tradicionales como el hornado de chancho, fritada y bollos.

Los parasoles de colores eran la parte atractiva que cubría no solo la comida, sino también a los vendedores y a los clientes, quienes degustaban de sus platos favoritos con precios que iban desde $1.50 hasta los $3.

En sitios más ‘refinados’ como D’ Carlos restaurant se podía encontrar platos a la carta y almuerzos, todos acompañados de una jarra de jugo bien heladito para calmar el intenso calor que hizo durante la mañana.

Carlos Olvera, propietario del restaurante, explicó que este año ha sido una oportunidad para generar ingresos. Denominó su día como “increíble”, debido a los clientes que lo visitaron. Además, exhortó a los ciudadanos a votar con responsabilidad.
 

Tradición. En algunos locales, las familias prefirieron ir por los platos tradicionales como los hornado.

Otras opciones

En cambio en el comedor Fritadería Dos hermanas, ubicado en la calle Décima, entre June Guzmán y Siete de Octubre,  se vivieron momentos acogedores entre las familias que acudieron. Su propietario, Joffre Macías, destacó este año como “excelente”, por las ventas, asegurando que ha logrado superar sus expectativas. 

Sin embargo, para la comerciante Mónica Erazo las ventas en su local de dulces no despuntaron. Considera que el hecho de haya existido afluencia de comerciantes en las calles evitó que los clientes ingresaran.

Entre tanto, para quienes salieron de sus hogares a ejercer su derecho al voto y a buscar, desde su punto de vista, hacer historia o cambiarle la historia al cantón, fue una oportunidad para dejar los quehaceres domésticos a un lado y apoyar a generar ingresos a los comerciantes. (MZA)

Oportunidad. En los restaurantes de la ciudad de Quevedo se vivieron momentos entre familiares.