Estamos ‘infoxicados’

ABR, 19, 2019 | 00:02 - Por Diego Cazar Baquero

En un país sumido en una batalla doméstica de revanchismo y bajezas, como Ecuador, todo está atravesado por etiquetas: eres de un bando o eres del otro. Así hacen oposición, así juzgan, así hacen política pública. ¡Así opinamos!


Los casos Assange y Ola Bini son mucho más que banderas del funcionario de turno. Detrás del barullo noticioso están en juego derechos y libertades, pero ni siquiera el periodismo olfatea lo que debe. Urge, por ejemplo, hablar de la universalidad de la internet, de la obligación que tienen los Estados a garantizar una internet abierta, accesible para todos y con la participación de actores diversos. Pero, en cambio, hay represión.


Reducir las políticas de Estado y la convivencia social a dos únicas sectas reprime también nuestro discernimiento. 


Algunas preguntas urgentes son: ¿es legítimo que los gobiernos declaren lo que se les antoje como secreto de Estado? ¿Quién define un secreto de Estado? ¿Por qué no podemos conocer por dentro las decisiones sobre nuestros destinos? ¿Por qué no exigir transparencia a la banca sobre lo que hace con nuestro dinero? 


Los pocos políticos inteligentes aprovechan la ignorancia para posicionar sus ideas de venganza vaciándolo todo de sentido. Los demás –la mayoría– se hacen llamar políticos y embadurnan de basura el debate público. Hay batallones ridículos de usuarios a sueldo que se comportan como en ‘vendetta’ entre mafias, que no supieron repartirse lo robado. Nos confunden, nos “infoxican”. El mismo Julian Assange terminó siendo carnada de la macabra maquinaria política global y cometió ilegalidades por las que tendrá que responder. Pero no podemos permitir que se detenga a ciudadanos como Ola Bini sin pruebas, ni que se violen sus derechos por sospechas que provienen de la ignorancia. 


Verlo todo entre villanos y superhéroes de ocasión anula las discusiones esenciales. ¿Cuántos Ola Bini más habrá que apresar? Seguir el juego a las pandillas invisibles de la web nos convierte en “infoxicados” esclavos de políticos y mercenarios de la información que pelean batallas que no son nuestras.


[email protected]
 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Que lamentablemente elegimos

00:06 | | La Asamblea Nacional tropieza con un problema que se veía venir ante su inestabilidad, faltas de consensos y “desideologización” de los bloques que la componen.

La Academia

00:04 | | El 24 de julio de 1909, en Quito, se suscribió el acta de fundación de la Sociedad Ecuatoriana de Estudios Históricos Americanos, dirigida por Federico González Suárez.

No es culpa de la vaca

00:02 | | Nos lamentamos los desaciertos, robos, abusos y más arroces de estos últimos doce años, con fundamentos ciertos desde luego.