Se extingue la vestimenta tradicional de los chachis

AGO, 11, 2019 |

RESCATE. Esta es la vestimenta tradicional que buscan recuperar los pobladores de la nacionalidad.

Redacción ESMERALDAS

El uso de la vestimenta tradicional es una costumbre que se está perdiendo en la nacionalidad chachi, que habita en tres zonas de Esmeraldas (norte, sur y centro).

Factores como la migración y la falta de recursos económicos están generado el deterioro de esa costumbre; muchos hombres y mujeres han dejado de usarla.

Las nuevas generaciones adoptan diferentes formas de vestir debido a los cambios sociales a los que se enfrentan cotidianamente. En la actualidad solo utilizan sus trajes originarios en ocasiones tradicionales: Semana Santa, Navidad y matrimonios, entre otros.

Santiago de la Cruz Añapa, vicepresidente de la Federación de Centros Chachis de Esmeraldas (Fecche), mencionó que varios integrantes de la nacionalidad se esfuerzan para que la costumbre de utilizar las prendas se mantenga como un símbolo que les identifique en cualquier lugar.

ACTOS. Esa indumentaria también es utilizada para matrimonios, Semana Santa y otros actos propios de esta cultura indígena.

Símbolo  de identidad
Según el censo poblacional realizado en 2010, los chachis tienen 10.000 habitantes, aproximadamente. Los jóvenes que salieron de sus lugares natales a la ciudad, por motivos de estudio y trabajo, son los primeros en dejar esa costumbre.

EL DATO
Se realizan jornadas de concienciación, desde los niños hasta los adultos.
De la Cruz Añapa, quien lleva algunos meses frente a esa organización, refirió que tiene en mente la elaboración y la gestión de un proyecto que estará orientado a recuperar esa parte de la tradición de su cultura que se está perdiendo, “a pasos acelerados”, y que es fundamental para la existencia de la nacionalidad, situación que les tiene preocupados.

“Se trabajará en los planteles educativos con los docentes, los padres de familia y los niños, para profundizar la enseñanza del valor de conservar la riqueza de las costumbres de nuestro pueblo”, añadió el dirigente, reiterando que es muy difícil que el joven y el adulto que ahora visten diferente dejen de hacerlo.
 

No son parte de su vida
Quienes salieron desde niños de sus comunidades, como Jessica Añapa Largo, de 24 años,  que no estudia, refiere haber crecido lejos de esas vivencias culturales. Así, para ella el uso de la vestimenta o de su lengua (cha’palaa) no son parte de sus vidas. Es más, dice que  se siente cómoda con la  ropa occidental.

Héctor Tapuyo Pianchice, docente chachi, lamentó que estén perdiendo la riqueza de su cultura, como la vestimenta. “Los niños, los jóvenes y los adultos ahora andan con pantalones pegados al cuerpo, shores cortos, vestidos largos, cortos y blusas de distintos modelos y colores, algo distinto a lo tradicional”, dijo el docente. 

Kristel Añapa De la Cruz, de 11 años, estudiante de una escuela bilingüe urbana de Esmeraldas, adujo sentirse orgullosa de ser chachi y de usar su vestuario tradicional, porque le parece hermoso. “La vestimenta como la lengua chachi son símbolos que me identifican, cómo no sentirlos parte de mi vida”, concluyó

En detalle 
° La vestimenta tradicional de las mujeres es una manta y una falda (llamada ‘Tyuña’), que se ciñe a la cintura con un cinturón delgado, acompañado de cosméticos y accesorios como collares, aretes, binchas y pulseras de colores. También se aplican pintura en su rostro, brazos y piernas en formas de figuras geométricas y símbolos. 

Los hombres  se ponen el ‘juwali’ (en lengua cha’palaa: ‘camisón’) con ribetes de diferentes colores de tela espejo; lo usan con pantalón.