Secciones   /   Variedades

Ecuador fabrica prótesis externas con orientación social

DIC, 31, 2019 |

TRABAJO. Isaac disfruta de la bicicleta. La conduce con la ayuda del Gadget que fue construido para adaptarlo a su extremidad superior izquierda.

Se construyen exoprótesis faciales, de orejas, dedos, manos, brazos y antebrazos en el país. 
 

Con el fin de mejorar la calidad de vida de personas con necesidades especiales o que requieren de prótesis externas (exoprótesis), se formó Jubilous3D, un proyecto auspiciado por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), para fabricarlas de acuerdo con los requerimientos de cada persona.


Según el coordinador del plan, Alberto Larrea, en Ecuador más del 8% de la población tiene necesidades especiales en los miembros superiores y/o inferiores, debido a malformaciones, amputaciones médicas o accidentes. Una gran parte de ese porcentaje se encuentra en una situación económica vulnerable, y es a esa población a la que se orienta este beneficio para ofrecerles exoprótesis de alta calidad y de bajo costo.


El equipo multidisciplinario que forma Jubilous3D, que a decir de Larrea “se viene cocinando desde hace dos años”, está conformado por médicos, sicólogos, ingenieros, técnicos, investigadores, fisioterapeutas, comunicadores y más, cuya misión es “ayudar al prójimo”.


Este grupo evalúa a los receptores y les acompaña antes, durante y después de la colocación de las prótesis. El objetivo es que el beneficiario la acepte como una herramienta, se empodere de sí mismo y no dependa de ella o la rechace en sus actividades diarias.

Personalizadas


Las prótesis, que son flexibles y no tienen articulaciones, y cuya fabricación ha migrado del látex hacia la silicona médica.


Isaac fue el primer beneficiario, de 2 años y 8 meses. Nació con una agenesia (falta de crecimiento de un miembro durante la gestación) de la extremidad superior izquierda, y a quien le construyeron un Gadget, un aparato que le facilita conducir su bicicleta.


Actualmente, fabrican una de las dos orejas que José Cajamarca, de 44 años, perdió durante un ataque de perros. El hecho se dio hace un par de meses en el sector de Chillogallo, al sur de Quito. En este caso es la PUCE la que donará las dos exoprótesis que requiere, las mismas que en el mercado tienen un costo de 4.000 dólares cada una, comentó Larrea.


También efectúan un trabajo conjunto con el Hospital Militar para construir una exoprótesis permanente para una persona que se electrocutó y perdió la nariz y parte del paladar superior. Mientras que con el Hospital del Sur llevan a cabo investigaciones para construir huesos y prótesis que beneficien a más personas. 


El proyecto aún es pequeño. Llegarán más impresoras y se implementará un laboratorio totalmente libre de bacterias, donde se realizarán impresiones para reemplazo de hueso”, adelantó.

Calidad de trabajo


Para saber si la materia prima usada para la fabricación de las prótesis externas es de buena calidad, Jubilous3D recibe el apoyo del Centro de Investigación de la PUCE (Cesaq). En sus laboratorios analizan si hay sustancias tóxicas en los tipos de polímetros, resinas plásticas y médicas que utilizan para elaborar las exoprótesis, explicó David Romero, director técnico del Cesaq.


También analizan la resistencia del material y los someten a altas y bajas temperaturas para saber lo versátiles que son. Los estudios continúan para comprobar la resistencia al agua y a los solventes orgánicos.


Romero mencionó que los materiales de las prótesis pueden ser reutilizados. Cuando una ya no sirva para el beneficiario, lo podrá devolver para reciclar, reprocesar y volverlo a utilizar en nuevos diseños.


De la toma de medidas y el diseño de las exoprótesis se encarga Mohsen Abbasi. Lo hace con un escáner, sin necesidad de topar o manipular la parte afectada de la persona, y los datos se reflejan en las computadoras. Con la tecnología se está contribuyendo a mejorar la calidad de vida, aseguró el especialista de origen sirio. (CM)

Búsqueda permanente de financiamiento

°   Los representantes de Jubilous3D pusieron énfasis en que el proyecto es autofinanciado mediante el aporte de personaas naturales, instituciones, organismos, embajadas y la empresa privada. 


A pesar de que la PUCE les apoya al cien por ciento, están permanentemente buscando fondos, por lo que se mantienen con “las puertas y los brazos abiertos” para que la comunidad ayude al proyecto, no solo a nivel económico, sino con el aporte de proyectos y nuevas ideas.

El Gadget que le facilitó una actividad


°   Milena Larrea, madre de Isaac, cuenta que el infante no tiene codo. Es una agenesia del brazo izquierdo. Esta condición la llevó a crear la Fundación Agenesia Ecuador, que busca unir, celebrar y educar a las personas y sus familias que enfrentan esta situación.


Quienes tienen agenesia ahora saben que no son únicos, que no están solos y que sí son diferentes, como diferentes son todas las personas en el mundo.


La agenesia es el término médico usado para una persona que nace sin una parte u órgano de su cuerpo. El Gadget, que fue construido en menos de dos meses por Jubilous3D, es usado por Isaac para conducir su bicicleta sin necesidad de agacharse o encorvarse para sujetar el manubrio. Su uso le permitirá familiarizarse con estos objetos para en un futuro, si opta por una prótesis, le sea más fácil aceptarlo.


Dos personas más de la Fundación están en lista para ser beneficiadas con una exoprótesis.