Secciones   /   Cultura

‘Ficciones’: utopías y distopías urbanas

FEB, 27, 2020 |

¿Cómo luciría Quito si toda su población se extinguiera? ¿Qué cambios drásticos en el paisaje cotidiano harían nuestra realidad más sencilla? ¿Más amigable con la naturaleza? 

La curiosidad por hallar respuesta a este tipo de cuestionamientos llevó al estudio arquitectónico Pinxcel al desarrollo del macroproyecto ‘Ficciones’, conformado por series de imágenes que abren el debate sobre las problemáticas en la organización urbana y, apelando a una visión artística y hasta onírica, dan rienda suelta a la imaginación para encontrar soluciones. 

Aunque la mayoría de sus propuestas serían difícilmente aplicables en nuestra coyuntura, ver el urbanismo desde nuevas perspectivas puede ser el primer paso para repensar el mundo que construiremos mañana. 

IDEAL. El Labrador, convertido en un puente ecológico entre los barrios de Chaupicruz.

Creadores de historias
Pinxcel nació en 2012, con cuatro estudiantes de arquitectura que se instalaron en un sótano, en la calle Tamayo. Enfocados inicialmente en el trabajo comunitario, con los años fueron abriéndose campo en el mercado a través de una metodología basada en la optimización máxima de recursos. 

Especializados en la comunicación arquitectónica, su quehacer se caracteriza por combinar las técnicas digitales con el mundo análogo, para la creación de “imágenes que cuenten historias”, señala Esteban Loza, cofundador del estudio. 

“En nuestra formación como arquitectos, lo artístico siempre fue trasversal. Lo que hacemos es trasladar el trazo del pincel al formato digital”, explica. 

Con ‘Ficciones’, Pinxcel da un salto hacia la generación de contenidos gráficos innovadores sin fines comerciales, con ideas “que se van alejando de las lógicas clientelares, que son limitadas”. 

Post-apocalipsis e ideales
El proyecto conjuga 10 temáticas exploradas a través de series de imágenes. En la mayoría, la protagonista es Quito. 

La primera serie, ‘Paisaje’, parte de una visión distópica inspirada en discursos de la ciencia ficción. En escenarios por completo deshabitados, elementos arquitectónicos icónicos de la urbe moderna –el edificio de Ciespal, la Plataforma Financiera, la exsede de Unasur–  son vencidos y tomados por la naturaleza.

El impacto de estas escenas “despierta diferentes conversaciones políticas, culturales y ambientales, que nos parecen interesantes”, señala Loza. “Nuestro objetivo es generar una reacción en el público, que ellos llenen los blancos de las historias”.

TOME NOTA
Los avances en el proyecto pueden visualizarse en el Instagram @pincxel.
No obstante, los creadores no se limitaron a imaginar desenlaces fatales para estructuras que ya existen. La segunda parte de ‘Ficciones’ está compuesta por imágenes que “muestran una arquitectura, que es fantástica, que habla de qué pasaría si hubiera otras lógicas detrás del ordenamiento de la ciudad. Si estas fueran más justas con la naturaleza, con la gente, más reales con el contexto que se habita”. 

Así, por ejemplo, la serie ‘Chaupicruz’ plantea una solución ecológica extraordinaria para el problema de interconexión peatonal que afecta al intercambiador de El Labrador: “Se nos ocurrió esta idea loquísima de crear una loma gigantesca terraformada, que ayude a saldar esta deuda de conexión entre estos barrios”. Un proyecto de esta magnitud cambiaría la dinámica urbana al brindar al sector áreas verdes y puntos de encuentro. 

Similar es la propuesta de ‘Vingala’, una serie centrada en la parada de este medio de transporte, punto que une a la población estudiantil de tres universidades. Otras series, como ‘Chuquiragua’ y ‘Chasqui’, exploran la estética de objetos no arquitectónicos –las antenas de alta tensión-para darles un diseño que resalte la identidad local y armonice con el paisaje. 

El resultado de estas indagaciones se verá reflejado en un libro objeto y una exposición, a finales de este año. (AA)


FRASE

Son imágenes que invitan a pensar qué se está diseñando y cómo se vive en la ciudad”. Sergio Calderón, arquitecto miembro de Pinxcel.