En Esmeraldas los rituales a los difuntos no se pierden

MAR, 16, 2020 |

COSTUMBRES. En los cementerios se realizan una serie de tradiciones.

Existen tradiciones muy arraigadas que se reflejan en los velorios y en los duelos.
 

Redacción ESMERALDAS

Los negros de Esmeraldas se caracterizan por no desechar las costumbres de sus ancestros, y las han transmitido de generación en generación.


Una de esas tiene que ver con los protocolos que les han dado a sus difuntos. La tradición se expresa durante la velación, el sepelio, la novena y el duelo, que se mantiene hasta después de un año del fallecimiento.


El luto se expresa con la vestimenta oscura. Después del primer año, en cada aniversario, celebran misas en nombre del ser querido. Estos actos religiosos –dicen– son llevados a cabo para que su familiar que se “adelantó en el camino sin retorno”, descanse en paz.

Recogen sus pasos


Algunas personas creen que el alma de los difuntos regresa a recoger sus pasos, o que vuelve para cuidar a los suyos. Otros piensan que quienes mueren, ya no vuelven. 


Betty Véliz Betancourt, moradora de la ‘Provincia verde’, está de acuerdo con la tesis de que quien fallece, no retorna; sin embargo, le da crédito al poder de las almas para ayudar a sus familiares. “Tengo mucha fe en mi padre y mi padrastro, fallecidos”.
 

OPINIÓN. Betty Véliz Betancourt cree que las almas de sus seres queridos le ayudan desde el ‘más allá’.

Soy una mujer católica, voy a la iglesia los domingos, creo en Dios y en los santos, pero también me encomiendo a las ánimas de mis seres queridos. Me ayuden en los momentos difíciles”, dice.

Miedo del hombre


Quienes piensan que el espíritu de los muertos regresan a visitar a los suyos, están equivocados, expresa Diana Angulo. Menciona que “esto forma parte de la mitología y, sobre todo, del miedo del ser humano, que lo lleva a pensar en que los difuntos asustan”. Agrega que no comparte con las novenas y que preferible hacer alabanzas. Mirella Valencia Caicedo comparte el criterio de Diana Angulo. “Se han muerto varios familiares, pero ninguno me ha asustado, es cuestión de tradición, de costumbre”, expresa.

La novena del difunto 


°   La novena es un ritual que se realiza como despedida al ser querido. Si se trata de un adulto, los familiares más cercanos y algunos de los participantes del velorio rezan por nueve días en el lugar donde se llevó a cabo el velorio. El fin, explican, es asegurar la partida del alma del difunto y ayudarlo a encontrar su buen destino.


 

EL DATO

Los velorios y las novenas son acompañados por los familiares, vecinos y amigos del fallecido y de los extintos.