Noticias   /   País   /   Coronavirus

Al coronavirus le tomó un mes llegar a todas las provincias de Ecuador

ABR, 01, 2020 |

Enfermedad. Los controles en Napo se intensificaron ayer.

Napo registró ayer su primer caso confirmado de coronavirus, con lo que la enfermedad está ya presente en las 24 provincias del país. El virus tardó un mes en llegar a esa provincia, ya que el primer caso detectado fue el 29 de febrero, en Guayaquil.

Hasta el lunes Napo era la única provincia que se mantenía con 0 casos. Sin embargo, ayer se informó de un contagiado en una comunidad del Tena, capital provincial. Rita Tunay, prefecta, confirmó a La Hora –vía telefónica- que se trata de un militar que prestaba sus servicios en Guayaquil, ciudad que registra el mayor número de contagiados.

El ciudadano se trasladó del Puerto Principal a Tena para pasar con su esposa, que es de esa localidad, antes de que se tomaran las primeras medidas de restricción de movilidad a escala nacional.

Según Tunay, al llegar a la ciudad amazónica el ciudadano no presentó síntomas, y de hecho hasta hoy es asintomático, pero dio positivo en las pruebas que le realizó el Ministerio de Salud. Las autoridades manifestaron que el paciente se encuentra en condición estable y aislado en su domicilio.

Consecuencias

La Prefecta añadió que el cerco epidemiológico se estableció alrededor de la familia del paciente y que aún están trabajando para determinar con qué personas ha mantenido contacto durante su permanencia en la ciudad.  

2 provincias tienen contagio comunitario: Pichincha y Guayas.Reconoció que era imposible que el coronavirus no llegara a su provincia, a pesar de los controles que se dispusieron. Añadió que espera que, aparte de este caso detectado la población tome conciencia de la gravedad del coronavirus y respete medidas como el toque de queda.

El alcalde de Tena, Carlos Guevara, expuso, a través de un comunicado, que la naturaleza del virus y el incumplimiento de algunos ciudadanos a las disposiciones han ocasionado que el coronavirus llegue a la ciudad. “Esto no significa, de ninguna manera, que hayamos perdido la batalla”, consta en el documento. (HCR)