$100 millones se aumentan al presupuesto de Vindobona

AGO, 20, 2019 |

Situación. La espuma superficial del río Machángara se debe a la contaminación de las industrias.

Descontaminar los ríos ha sido una promesa y una de las tareas pendientes de distintas administraciones que han pasado por la capital. 

Ayer, en las canchas múltiples del barrio Orquídeas de Monjas, el alcalde, Jorge Yunda, sembró un árbol de míspero como símbolo de la recuperación de la flora y fauna del río Machángara, que se dará a través de una obra de purificación de aguas residuales que estimó se construirá en 30 meses.

  
Antecedentes  
En 2002, durante la alcaldía de Paco Moncayo, la Empresa de Agua Potable y Saneamiento (hoy Epmaps) inició un plan para la descontaminación de ríos, donde surgió la necesidad de construir interceptores (canales que evitan que el agua lluvia se mezcle con las aguas grises) y plantas de tratamiento de aguas residuales. Así nació el proyecto Vindobona, al que Yunda, al igual que sus antecesores, dará continuidad. 

“En uno de los pocos aspectos que, felizmente, la ciudad ha tenido continuidad, ha sido en el tema de agua potable y saneamiento (…) En nuestra época, toda la ciudad quedó con agua potable y alcantarillado. Pero el tema de saneamiento apenas lo habíamos comenzado con la recuperación del río Machángara”, señala Moncayo. 

El trabajo de ese entonces, dice el exalcalde, fue conducir las aguas grises hasta el sector de El Trébol. “Es un buen proyecto, que ha estado detenido durante las gestiones anteriores”, afirma. 

Moncayo considera que la iniciativa no ha podido consolidarse, después de 17 años, debido a que se interpusieron intereses políticos, durante la década de gobierno de Rafael Correa.
 

Planta de saneamiento 
En noviembre de 2013, el exalcalde Augusto Barrera suscribió un contrato para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, en el sector de Quitumbe, en el sur. Se esperaba que entrara en funcionamiento en 2015.

EL DATO
​El río Machángara tiene mil veces más de la contaminación normal.
Sin embargo, no fue hasta febrero de 2017, durante la gestión de Mauricio Rodas, que se inauguró la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales -PTAR- Quitumbe, con el fin de recuperar ambientalmente al río Machángara. 

La promesa entonces, fue que para 2019 todos los ríos del sur estarían descontaminados. 

“Este gran proyecto Vindobona representa una inversión de alrededor de 900 millones, que la estamos impulsando a través de una alianza público privada para la cual varias empresas a escala mundial han presentado su interés. Esto demuestra la visión integral de nuestra administración por avanzar hacia un Quito Sostenible”, refirió Rodas.
 

Nueva fase 
Ahora, Carlos Uriarte, gerente de Epmaps, manifiesta que el plan Vindobona le costará a Quito $1.000 millones y que tendrá dos fases. 

EL DATO
Se contempla la construcción de nueve plantas de tratamiento de aguas residuales en distintas parroquias. 
En la primera consiste en la construcción del emisario La Tola-El Batán, compuesto por un túnel que recogerá las aguas servidas a lo largo de seis kilómetros y evitará que lleguen al Machángara. La inversión para esto será de $63 millones. Dicho emisario deberá conectarse con otro canal que llegará hasta San Antonio de Pichincha, donde está prevista la construcción de la gran planta de tratamiento de aguas residuales Vindobona, que ocupará 62 hectáreas y se prevé que descontaminará el 99% de los ríos de la ciudad. 

Esta primera fase se demorará aproximadamente un año y medio. “La Epmaps es una empresa tan próspera, tan lineal, que todos los recursos que se recaudan por el agua potable y alcantarillado se revierten en proyectos para la ciudadanía, no son gastos internos”, dijo Uriarte descartando que haya algún tipo de préstamo para solventar la obra. 
 

Componentes de Vindobona 
Vindobona nació con el objetivo de tratar 7.500 litros por segundo y para convertirse en una fuente de energía para el transporte. 

Es por eso que, Uriarte explicó, que en el trayecto de los túneles que van de Quitumbe a Monjas habrá una hidroeléctrica. Después se unirá con el Río Guayllabamaba donde estarán otras dos hidroeléctricas y posteriormente, del Río San Pedro a Esmeraldas llegará el agua purificada. Todo esto, que ya se contemplaba desde anteriores administraciones, generará 43 mega vatios (MW) de potencia que aportarán a la operación del Metro de Quito. (AVV)  
 

FRASE

La salud de la ciudad impone un buen sistema de drenaje y de saneamiento”. Paco Moncayo. 

100 días en la Alcaldía 
° Al cumplirse 100 días como Alcalde, Jorge Yunda indicó que “ha puesto la casa en orden”. Señaló que la recuperación del río Machángara es uno de sus proyectos más sólidos, así como la repavimentación. 

“Se nos juzgará por los cuatro años de administración no por los tres meses en los que estamos tratando de marcar esa ruta que será parte de nuestra administración”. 

Reiteró además, que los automóviles que utilizaban los funcionarios públicos ya están siendo rematados, como ofreció al inicio de su gestión. 

Más Noticias De Noticias de Quito

Vía a Nayón se entregó rehabilitada a la comunidad

| Un deslizamiento de tierra ocurrido en mayo de 2018 bloqueó el paso en la antigua vía a Nayón, en el nororiente de Quito, lo que obligó el cierre desde la Universidad de las Américas (UDLA) hasta la población.

Se alistan controles para peatones y ciclistas

| Los peatones y ciclistas también serán controlados por agentes de tránsito facultados a levantar sanciones por irrespeto de pasos peatonales o por cruzar de manera peligrosa las vías.

Las obras viales se recuperarán con la tasa de mejoras

| Los $41,5 millones que costaría renovar 110 kilómetros de pavimento serán cubiertos por dueños de predios.

Emprendimientos alimenticios luchan por surgir

| La mayor parte de iniciativas no sobrepasan los tres o cuatro años de funcionamiento, según ConQuito.

Así se reparan los vitrales de la Basílica

Martes, 17 de septiembre de 2019 | | La restauración de este tipo de obras de arte requiere de técnicas específicas y pigmentos especiales.