Anticorrupción

MAY, 21, 2019 | 00:05 - Por RODRIGO SANTILLAN PERALBO

Rodrigo Santillán Peralbo

Es una lucha desigual entre millones de honestos y muchos corruptos que, gracias a la lentitud de la justicia, malos fiscales y peores jueces, gozan de bárbara impunidad. El pueblo se espanta al enterarse de tanto atraco a los fondos que le pertenecen, pero, desunido, calla en espera de que quizás, otros den la cara y luchen para rescatar la dignidad nacional, decoro, honradez y ética. Julio César Trujillo, político por vocación, incansable luchador, un referente para restituir la ética, ha caído víctima del odio de unos cuantos que lo habían agredido.

Las organizaciones sociales y el Frente Unitario de Trabajadores -FUT- ante la inoperancia oficial de la lucha contra la corrupción, nominó a Julio César Trujillo, Isabel Robalino, María de Lourdes Arboleda, Byron Celi, Simón Espinosa, Germán Rodas, Ramiro Román, Juan Fernando Vega y Jorge Rodríguez para que integren la Comisión Nacional Anticorrupción que, de inmediato, designaron a Julio César Trujillo para que la presidiera. Sin recursos económicos, sin respaldo de la Fiscalía General o Consejo de la Judicatura, Corte de Justicia, decidieron enfrentar a los delincuentes de “cuello blanco” y presentaron denuncias de corrupción ante la Fiscalía.

Los denunciados, siempre se declararon inocentes, o mejor aún, perseguidos políticos. Luchar contra la corrupción es una tarea ardua y sacrificada.  Julio César Trujillo, a pesar de su avanzada edad no escatimó esfuerzo, ni tiempo, ni sacrificio para cumplir con su labor, lo mismo Isabel Robalino, Simón Espinoza y todos los integrantes de la CNA. Mujeres y hombres pulcros se han convertido en ejemplo de ética y dignidad. Con igual pasión y fecundo trabajo cumplió con honor la Presidencia del Cpccs-t  y en esa tarea ha sido vejado por personas sin conciencia moral.


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Día Mundial del Refugiado

00:45 | | Abandonan sus familias, sus amigos y trabajos, sus escuelas y sus países huyendo de la violencia, las injusticias, los conflictos sociales y políticos, la persecución y las guerras, y de formas abiertas o enmascaradas de opresión.

Solo queremos un país seguro

00:40 | | Soy el segundo de doce hermanos de los mismos padres. Mi infancia fue bonita, hasta que un día llegó a nuestra finca un grupo armado al margen de la ley.

Hola, hijo…

00:35 | | Mi Dios te bendiga y te proteja. Espero estés bien. Ya estás hecho un hombre. Sabes, te echo de menos todo el tiempo. Más que mi hijo, eres mi compañero.

Sin fronteras

00:30 | | Hace aproximadamente 15 años llegué a Ecuador, dejando todo atrás: la escuela, amigos, familiares, mi casa, mi pueblo, mi país, mi todo.

Juntas

00:25 | | Las Mujeres Unidas del Pacífico somos 21 mujeres adultas de diversas edades que nos agrupamos para sobrellevar las distintas afectaciones emocionales (ansiedad, estrés, alteración del sueño, entre otras) provocadas por haber tenido que salir de nuestro país de origen...

Tenemos derecho a rehacer nuestra vida

00:20 | | El 13 de noviembre de 2018 llegué a Tulcán como refugiado después de huir de Colombia.

No hay último destino

00:15 | | Aún hoy me cuesta creer que fui desplazada por segunda vez. Salí de Colombia en 1975, a los 19 años, con toda mi familia a Venezuela, que en ese momento era el país que ofrecía más oportunidades.

La perfección de los caracoles

00:10 | | No pertenecer a ninguna parte es la sensación del migrante o refugiado en el país que lo recibe, pero antes, también fue un extraño sin cabida en el país del que salió. 

Luz de esperanza

00:05 | | Mi historia como refugiada es algo que nadie quisiera vivir. Nunca podré olvidar ese 2 de agosto de 2012.

COLUMNISTAS