Sucesos, riesgos y coberturas

ENE, 27, 2020 |

Uno de los principales objetivos de Diario La Hora en Santo Domingo es llegar a los lectores con información relevante, veraz y oportuna; motivo por el que en muchas ocasiones se ha designado un equipo periodístico para que acuda a un lugar afectado por la fuerza de la naturaleza y realice en campo la cobertura correspondiente.

En los últimos años han ocurrido sucesos de relevancia nacional e internacional que requieren un trabajo exhausto de la prensa, por el ejemplo; el terremoto del 16 de abril de 2016.

Pedernales fue el punto más afectado, territorio perteneciente a la provincia de Manabí, donde se desplomaron múltiples estructuras de cemento. Producto de esta desgracia más de 600 personas murieron aplastadas entre las vigas, paredes y losas.

Los sobrevivientes experimentaron el dolor y la necesidad en carne propia, pues; la mayoría había perdido todo y se refugiaba en las aceras para tratar de conciliar el sueño en medio de un pueblo devastado.


Impacto

Periodistas de nuestro medio acudieron a este rincón de la patria para verificar lo que había sucedido. El propósito era cumplir la con la labor profesional, pero; una vez en el lugar era imposible que no se embarguen de sentimentalismos al palpar que hermanos ecuatorianos habían sido ‘destruidos’ por la furia de la naturaleza.

El fuerte olor de los cadáveres descompuestos inundaba el espacio, donde se observaban voluntarios de organismos de socorros, canes rescatistas, maquinarias removiendo escombros y centenares de voluntarios que llegaban con viveres no perecibles desde diferentes provincias del país.

La desesperación y hambre de los habitantes de Pedernales hacía que se lancen desmedidamente hacia los carros que llegaban con ayuda. En ese momento solo querían subsistir, sin importarles si andaban descalzos y con el dorso desnudo. 

El lente de la cámara de Diario La Hora se ‘paseo’ por toda la ciudad. También hizo una parada en el estadio de la localidad, donde se había compartido el espacio para albergar a los cadáveres, personas sobrevivientes y a voluntarios que llegaron a aportar con su granito de arena. 


Alluriquín

El susto del terremoto todavía no pasada y la naturaleza se volvió a encaprichar con Ecuador. El 26 de abril de 2016, (10 días después del movimiento telúrico), el río Damas desbordó y causó serios destrozos en la parroquia Alluriquín.

Virginia Guerrero, coeditora y periodista de Diario La Hora en Santo Domingo, estuvo al frente de esta cobertura. “Fue devastador e impactante ver cómo quedó ese territorio, al que en muchas ocasiones llegué por notas de turismo o producción  de melcochas”.

Las botas de caucho y una cámara fueron los elementos que necesitó para hacer la cobertura, trabajo que le representó caminar desde Alluriquín hasta Tandapi para redactar la nota. “Fue desconsolador ver a la gente en pánico, de las montañas seguía cayendo piedras y lodo que bloquearon a varios carros en la carretera”, expresó la comunicadora.

COLUMNISTAS