Secciones   /   Policial

Ni el abogado les salvó de su captura

SEP, 14, 2019 |

ALLANAMIENTO. Los uniformados llegaron hasta un inmueble en Letamendi.

Miembros de la Policía Nacional tenían en la mira a una organización dedicada a la tenencia y expendió de droga, a quienes iban a capturar hace pocos meses pero debido a que un abogado les ‘sopló’ información, ellos lograron huir.

Pero la noche del jueves, tras una redada policial, se logró la aprehensión de cinco miembros de esta banda conformada por una pareja de esposos, sobrinos y primos que operaban hace algunos meses dentro y fuera de la ciudad.

Personal de la Unidad de Antinarcóticos de Tungurahua y Edison Villegas, de la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional (Fedoti) de la provincia encabezaron este operativo con apoyo de otras unidades como Criminalística, Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) y el Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

Operativo

La Policía Nacional conocía las rutas por donde se movilizaba esta organización por lo que armaron una ‘emboscada’ por los alrededores del parque 12 de Noviembre y en la 13 de Abril.

En el sitio ellos escucharon silbidos de varias personas que recorrían este lugar y cuidaban a la organización, pero a pesar de esta alerta los uniformados lograron la captura de tres hombres y dos mujeres, una de ellas de sexo femenino quien sería la cabecilla de esta banda.

Uno de los involucrados, que fue capturado en el sitio, está con muletas, pero pese a la lesión que tiene en uno de sus pies los gendarmes comprobaron que también expendía sustancias ilícitas.

No tranquilos con esto, la Policía se trasladó a allanar un inmueble ubicado entre las calles Cazadores y María Inés Jiménez del barrio Letamendi.

Como resultado se obtuvo la incautación de base cocaína en alta escala y dos celulares, evidencias que fueron levantadas en cadena de custodia por parte de los peritos de Criminalística.

Los cinco aprehendidos se los trasladó hasta la Unidad de Aseguramiento Transitorio hasta la hora de la audiencia de flagrancia.

Mientras que el alcaloide, que ya estaba listo para su expendio, se lo llevó para su pesaje descubriendo que eran 50  gramos de cocaína de las que se podía extraer 500 dosis.

Según un parte policial se conoció que quien lideraba esta organización es Ana Amelia Ch., la que para esta actividad contaba con el apoyo de varios integrantes de su familia, para el cometimiento de delitos entre ellos: el tráfico de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización, intimidación y daños a la propiedad privada.

Audiencia

A las 13:00 de ayer se cumplió la audiencia de Flagrancia contra los cinco detenidos. La Fiscalía explicó de este delito ante el juez.

Finalmente se determinó que Ana quede con medidas alternativas a la prisión preventiva, porque tiene a su cuidado menores de edad.

También quedó con las  mismas medidas la persona que esta con muletas con el fin de precautelar su salud. Mientras que los demás fueron llevados a la cárcel hasta la audiencia de llamado a juicio en 90 días. (EV)