El gallo cantor

SEP, 16, 2019 | 00:10 - Por FRANKLIN BARRIGA LOPEZ

Franklin Barriga López

En los tribunales franceses, un juicio acaparó la atención internacional por lo curioso de su origen, desarrollo y conclusión.

Un gallo, al que ahora se le considera el más famoso del país galo, fue acusado por varios vecinos de cantar muy temprano y  ocasionar con ello perturbaciones en el sueño. Los jueces, luego de los trámites pertinentes, absolvieron a dicha ave y  condenaron a quienes interpusieron la demanda al pago de mil euros por haber actuado de manera abusiva al presentar dicha exigencia de silencio.

Una vez conocida la sentencia, la dueña del bien plantado gallo que tiene por nombre Maurice y al que le exhibió orgullosa ante los fotógrafos, al posar también para la prensa  argumentó que se trataba de un triunfo de la vida rural ante el avance de la existencia en las  ciudades.

El gallo en referencia, por fallo judicial, podrá seguir cantando con plena libertad en las madrugadas, junto al repique de las campanas de la iglesia y al inigualable trino de los pájaros que alegran el amanecer.

 Este singular caso actualizó un fenómeno contemporáneo: la paulatina atracción que ejercen las urbes entre los pobladores de las zonas rurales, especialmente en los jóvenes, lo que fomenta imparable migración con los problemas consiguientes, tanto para un sector como para el otro.

 Se vuelve necesario puntualizar la importancia del agro, no solamente con la visión romántica que guardamos de la campiña y sus encantos, de surcos, flores y manantiales, atractivos paisajes y paz idílica, sino con hechos ciertos y plena conciencia valorar los aportes que brinda para la propia supervivencia de la  especie humana, comenzando por el trabajo digno y el aire puro que añoramos singularmente quienes residimos en metrópolis.

[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Dolor inmenso

| El articulista tiene al frente el pliego en blanco en el que debe graficar lo que siente, los ojos humedecidos por lágrimas vertidas, originadas en su alma y en su mente, más aún cuando la pantalla revela como han desgarrado sus órganos, su piel, su cuerpo creado con amor de años por varias generaciones y las de sus ancestros, y no puede empezar porque el dolor le impide y sabe que debe hacerlo, porque callar no es justo.

Reforma educativa (final)

| Si Usted detecta en las hojas de una planta, manchas que evidencian que está aquejada de algún problema, no opta por cortarlas, y pretender con ello que ha resuelto el mal; lo lógico es mirar la raíz, para encontrar allí la causa del problema.

La encrucijada nacional

00:15 | | Los economistas se rompen la cabeza, mientras los aficionados ofrecen todo tipo de soluciones – unas creativas, otras trilladas; muchas populistas.

El Estado doblegado

00:10 | | Los ecuatorianos solemos avanzar cien pasos para luego retroceder noventa y nueve.

Ciegos

00:05 | | Los ilustradores otomanos que están a órdenes del sultán turco, en ‘Me llamo rojo’, de Orhan Pamuk, son activistas políticos, pues sus trazos, colores y formas preservan la tradición pictórica oriental y lo que dictan los preceptos religiosos de no hacer idolatría.