Secciones   /   Policial

Trabajadores escopolaminados en el centro de Ambato

DIC, 05, 2019 |

SUCESO. En un local comercial de la avenida Cevallos ocurrió este intento de robo la noche del martes.

Mientras María Sol (nombre protegido) habría salido a cambiar en sueltos un billete, dos sospechosos aprovecharon para ingresar a un local comercial sobre la avenida Cevallos entre Quito y Castillo.

Eran cerca de las 18:30 del martes, cuando los individuos ya en el interior del local de ropa solicitaron varias prendas a una de las empleadas que estaba en el lugar.

Poco a poco uno de ellos se le iba acercando a la vendedora, la que con amabilidad buscaba lo mejor para sus nuevos clientes.

La persona nunca se imaginó que el individuo que le sonreía simulando que le iba comprar, tenía la intención de robarle, por lo que la escopolaminó.

Ayuda

Mientras la mujer les mostraba unas prendas habría sentido que se mareaba y que ya no podía estar de pie.

En ese instante Miguel, su compañero de trabajo salió desde el área de la bodega y los maleantes al verle al joven trataron de cerrar la puerta para perpetrar el robo y al no lograrlo decidieron huir.

Ventajosamente el compañero puso llaves en la puerta de vidrio, lo que no permitió el ingreso de una mujer que sería la ‘campanera’, quien presumen era la que les alertaba desde las afueras del establecimiento comercial.

A los pocos minutos regresó María Sol, quien contó que vio a los dos sujetos que habrían intentado robar. “Ellos silbaban como que así se comunicaban con los demás asaltantes, por lo que de inmediato corrí para ayudarles a mis compañeros y también para llamar a la Policía Nacional”, aseguró María Sol.

Procedimiento

Los primeros en arribar al lugar del suceso fueron los integrantes del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) del norte, quienes verificaron esta tentativa de asalto.

Ellos posteriormente se comunicaron con el personal del Ministerio de Salud Pública, quienes atendieron a una mujer de 18 años que a su arribo ya se habría desmayado.

La afectada luego de recibir los primeros auxilios fue llevada hasta la ambulancia y trasladada al Hospital General Docente Ambato.

El compañero también quedó con alguna afectación de este alcaloide, pero tras recibir atención en el interior del almacén no habría sido necesario su traslado.

Víctimas

En el relato que dan los afectados se aclaró que los protagonistas de este intento de robo son extranjeros.

“Fueron cinco minutos de terror que pasaron mis compañeros. Ahora la chica de 18 años se encuentra con reposo y mi compañero está con controles médicos”, dijo María Sol.

En las investigaciones los policías lograron extraer las imágenes de una de las cámaras de seguridad de este local, según la compañera de los afectados, los policías lograron reconocer a los victimarios, con su identificación se espera dar con su paradero.

Mientras tanto los policías recomendaron a la víctima y a la encargada del lugar realizar la denuncia del caso en la Fiscalía de Tungurahua para ser indagando. (EV)

COLUMNISTAS