Desnutrición y anemia disminuyen con Misión Ternura en Zamora Chinchipe

OCT, 18, 2019 | 03:00

SOCIEDAD. Funcionarios del MIES trabajan junto a padres de familia en procesos de vinculación con los menores.

La atención oportuna a infantes con problemas de desnutrición ha permitido corregirlos y mejorar las condiciones de vida.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), cumpliendo con la cruzada nacional denominada Misión Ternura, contemplada en el Plan Toda Una Vida, atiende de manera prioritaria a las niñas y niños con servicios específicos en cuatro ámbitos: salud con ternura, promoción de alimentación, nutrición adecuada y fomento del juego para el aprendizaje temprano.

En este marco, el MIES, a través de la Dirección Distrital de Zamora Chinchipe, en lo que va del año ha desarrollado 20 mesas técnicas intersectoriales de Misión Ternura. En estos espacios participan representantes de los ministerios de Salud Pública, de Educación y de Vivienda, así como delegados del Registro Civil, Juntas Cantonales de Protección de Derechos, Gobiernos Autónomos Descentralizados, entre otros.

“El objetivo de los encuentros es establecer planes de acción para la atención a niñas y niños menores de 3 años de edad y mujeres embarazadas, con la finalidad de promover el cambio de patrones culturales para la crianza de los infantes en ambientes sanos y confortables, donde el cariño, el buen trato, los controles de salud y la nutrición adecuada, marquen su desarrollo integral”, informó Piedad Fernández, directora del MIES en Zamora Chinchipe.

Entre las principales problemáticas identificadas en los menores ha sido los problemas de desnutrición, los cuales mediante acciones coordinadas han sido atendidos en los Centros de Desarrollo Infantil (CDI), Creciendo con Nuestros Hijos (CNH) y Círculos de Cuidado Recreación y Aprendizaje (CCRA), y se ha logrado superar mediante acciones coordinadas entre instituciones y padres de familia.

Por su parte Nayeli Benítez, madre de familia del CDI “Lucecitas del Saber”, expresó su satisfacción por la pronta recuperación de su niña. “Fue preocupante cuando el médico me dijo que mi hija tenía anemia, sin embargo, con la consejería y atención que me brindan en el Centro Infantil ella se ha podido recuperar. Para esto también es importante la alimentación que reciben los niños en casa”, dijo.  

Además, Yuri Jumbo, coordinadora del mismo CDI, comentó que cada seis meses se realiza un control médico a niñas y niños para detectar enfermedades. El plan de acción para erradicar esta problemática consiste en consejería alimentaria, alimentación especial, visitas domiciliaras a las madres. Adicional, coordinan con el Ministerio de Salud Pública para bridar charlas de buenas prácticas alimenticias.

El Gobierno Nacional, a través del MIES en Zamora Chinchipe, atiende a más de dos mil 200 niñas y niños, con una inversión superior a 1 millón 500 mil dólares. 

448 niñas y niños con desnutrición crónica, desnutrición aguda y anemia ingresaron los servicios de nuestros centros, y en la actualidad 129, es decir el 30%, ha superado esta problemática a través de la intervención oportuna”

Piedad Fernández

Directora del MIES